Opinión

Usar bien la libertad

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 24/11/2020 A LAS 01:00

Los ácratas, los anarquistas, piensan que la ley se opone a la libertad, pero no es cierto. El hombre es un ser limitado, las leyes humanas justas y la ley natural le permiten usar su libertad, sin que esto se vuelva contra él mismo; por poner algún ejemplo, si uno se opone a comer, a dormir, a respirar, etcétera, no podrá seguir viviendo; pero la libertad no está reñida con el respeto que tenemos que tener con las personas que piensan distinto que nosotros, no tenemos que criticarlos, ni perseguirlos.

Últimamente se habla mucho de libertad, pero no sé si sabemos interpretar bien lo que significa esta palabra.

La libertad es un don que solo lo tiene el ser humano y lo posee en exclusiva, los animales carecen de ello, solo se mueven por los instintos; los humanos también tenemos instintos, pero si sólo actuamos por ellos es que no sabemos o no queremos usar bien de este don.

La raíz está en la voluntad; puede ser privado de la libertad física, pero sigue siendo libre, conserva la libertad psicológica. Nos lo explica fenomenal Viktor Frankl, (es un psiquiatra judío que estuvo metido en un campo de exterminio nazi), en su libro: El hombre en busca de sentido (vale la pena leerlo).

Muchas personas piensan y actúan diciendo: como soy libre, robo, mato, insulto, miento, o si soy presidente, pongo leyes y doy ordenes injustas y prohíbo otras que son justas y ayudan a los ciudadanos; ésto no es libertad es libertinaje, es abuso de la misma. Somos libres cuando nos esforzamos por decir y vivir la verdad aunque nos cueste. Obedecer a las leyes justas. Decía Gandhi: "En cuanto alguien comprende que obedece leyes injustas, es contrario a la dignidad del hombre, ninguna tiranía puede dominarle". Pues a luchar por la libertad y la verdad y así seremos personas justas y todo marchará bien, si no, es el caos en la sociedad y en la formación.

Etiquetas