Opinión

Libertad de educación

Por
  • PEDRO GARCÍA
OPINIÓNACTUALIZADA 01/12/2020 A LAS 01:00

La Ley Celaá no para de darnos sorpresas. Alejada del mínimo consenso, se está convirtiendo en un cajón de sastre donde se recogen la limitación efectiva de la libertad de educación, el acoso a la escuela concertada, a la diferenciada, la imposición de una ideología oficial. Gracias al acuerdo entre el PSOE, Podemos y ERC se ha introducido una enmienda en la que se pretende eliminar el castellano como lengua vehicular en la enseñanza en aquellas Comunidades en las que exista otra lengua cooficial.

Los nacionalistas llevan acariciando este deseo.

Etiquetas