Opinión

Es el momento de la intervención pública

Por
  • ANTONIO CAMACHO PALENCIA/ PACTO POR HUESCA
OPINIÓNACTUALIZADA 07/12/2020 A LAS 01:00

Por tercera vez ha quedado desierta la subasta del antiguo solar de la Cárcel y esta vez con un precio de salida bastante ajustado a los precios del mercado. ¿Cuáles son los motivos de la falta de interés privado en la obtención de unos suelos ajustados en precio para construir y obtener un beneficio por la venta de las viviendas La respuesta está clara: por el abandono secular que el barrio del Perpetuo Socorro lleva sufriendo por parte de las administraciones públicas en general y del Ayuntamiento de Huesca en particular.

Hace muchos años que la Asociación de Vecinos y Vecinas del Perpetuo Socorro, del Barrio, lleva pidiendo un programa de intervención global que aborde de manera transversal una enorme cantidad de cuestiones, desde el plano educativo, al social, seguridad ciudadana, medioambiental… y por supuesto urbanístico. Sin embargo, el Ayuntamiento oscense, más allá de intervenciones puntuales en momentos álgidos pasando por políticas de maquillaje, no ha entendido, o no quiere entender mediante la política del avestruz, la realidad, ya no del Barrio, sino de las calles adyacentes que se estiran hacia la zona de la avenida Ramón y Cajal.

No es motivo de este artículo explicar los orígenes del barrio (obrero por antonomasia), su ubicación "fuera" de Huesca y cerca de los polígonos industriales, más allá del río, con viviendas baratas, aunque, todo hay que decirlo, con una excelente planificación urbanística. De alguna manera el Barrio nació estigmatizado, lo que provocó que ser del Barrio era un motivo de orgullo para sus habitantes, carácter distintivo del resto de la ciudad. Pero la evolución demográfica provocó la salida de la segunda generación a nuevas zonas de expansión y se generó, poco a poco, un envejecimiento poblacional. El tiempo fue realizando su tenaz labor y las viejas viviendas sociales quedaron vacías, sin adaptarse a las nuevas necesidades (ascensores, nuevas formas habitacionales…) y poco a poco se vendieron a otras familias con menos recursos.

Esta situación se veía hace, al menos, un par de décadas. Era urgente actuar con contundencia desde un plan integral que debía ser impulsado por el Ayuntamiento y, por supuesto, con la participación vecinal, pero desgraciadamente nada se hizo.

La situación, sobre todo la visión que se tiene desde el exterior, es de absoluto desamparo y el capital, el dinero, que es muy cobarde, no encuentra alicientes para invertir en esta zona de la ciudad, tiene miedo de producir viviendas y no encontrar comprador. Por eso ha quedado desierto el concurso por tercera vez y por eso, mucho nos tememos, volverá a quedar una cuarta y una quinta. Incluso se podría hacer la prueba de ofrecer gratuitamente el suelo para que se promovieran las 200 viviendas (en un plazo inmediato) y es muy probable que ningún constructor-promotor oscense quisiera el solar. Es muy crudo decirlo, pero, a veces, la realidad es terrible.

Desde Pacto por Huesca, pensamos que es el momento de la actuación pública, una actuación acordada con la Coordinadora del Barrio del Perpetuo Socorro, una actuación integral en la que la inversión pública sea el ariete que permita la entrada de la inversión privada. Creemos que ha llegado el momento de que actúe el Gobierno de Aragón a través de las herramientas que tiene para ello, Suelo y Vivienda de Aragón (SVA), que adquiera inmediatamente esa parcela y la conserve como oro en paño para, con ella, conseguir, dentro de ese plan que reclamamos, sea una de las joyas de la corona.

Pero mucho nos tememos que no nos harán caso, o incluso si lo hicieran, lo máximo a lo que se atreverían es a promover vivienda social nuevamente en el Barrio. ¿Por qué no la promueven en otras zonas de la ciudad y se plantea vivienda libre y de calidad en el solar de la Cárcel Señor alcalde, señores y señoras concejalas, hagan algo, impulsen el plan, coordínense con el Gobierno de Aragón: es el momento de lo público.

Etiquetas