Opinión

Y ahora, a por el indulto

Por
  • JULIA NAVARRO
OPINIÓNACTUALIZADA 09/12/2020 A LAS 01:00
Y ahora, a por el indulto
Y ahora, a por el indulto

SI PABLO Iglesias quiere que se indulte a los presos independentistas del "procés" lo conseguirá, como viene consiguiendo cuanto pretende. De manera que una vez que, sin despeinarse, ha ejercido de muñidor para que Bildu y Esquerra formen parte de los pilares que sostienen al Gobierno, el siguiente asalto pasa por que Oriol Junqueras, los Jordis, Forcadell y compañía puedan salir de la cárcel y para lograrlo el indulto es la vía más rápida una vez que el Tribunal Supremo ha revocado la semilibertad de los procesados. Y es que el trámite parlamentario para modificar el delito de sedición lleva su tiempo por mucho que quiera correr el ministro de Justicia.

Confieso que me maravilla la precisión con que Pablo Iglesias lleva adelante su programa. Configurar una mayoría con partidos independentistas que aspiran a acabar con la Constitución del 78 sustituyéndola por una nueva legislación que pasa, al parecer, por hacer de España un Estado plurinacional y no sé que otras cosas, es un objetivo que ya está en marcha.

Para conseguirlo, Iglesias y los suyos, están aplicándose en derribar el edificio constitucional que, mire usted por donde, les ha permitido instalarse en el Gobierno y en el Parlamento. La verdad es que los votantes de Podemos cuentan con un líder que no les está traicionando y desde luego no da ni un paso atrás.

Otra cosa es que los votantes y simpatizantes del PSOE asisten perplejos a cuanto hace este gobierno bajo la batuta de Pablo Iglesias. Porque los votantes socialistas no votaron lo que está haciendo el Gobierno. Es Pedro Sánchez quien no está cumpliendo con lo que se comprometió cuando se presentó a las elecciones. En realidad está haciendo todo lo contrario. Quizá porque Sánchez no tiene un proyecto político. Su único objetivo es el poder, pero no el poder para hacer sino para estar. Mientras que Iglesias quiere el poder para estar y para hacer.

Ignoro si José Félix Tezanos le cuenta a Sánchez lo que de verdad piensan los ciudadanos, pero solo hay que salir a la calle para saber que la ciudadanía abomina de muchas de las decisiones del Gobierno.

Vivimos instalados en la paradoja de que una parte del Gobierno trabaja con ahínco para reventar las costuras del sistema constitucional bajo la mirada complacida e inane del Presidente. Claro que cada día que pasa el Presidente es menos Presidente mientras que el vicepresidente demuestra manejar el timón del poder. La prueba es evidente: el programa político que se está llevando a cabo es el de Podemos. Por eso seguramente aquellos dirigentes independentistas catalanes que con un manifiesto desprecio a la ley intentaron dar un golpe a la Constitución terminaran siendo indultados. Iglesias ya lo ha apuntado.

Y lo que dice y quiere Pablo Iglesias termina haciéndose realidad. A los hechos me remito.

Etiquetas