Opinión

Los alentadores augurios de Ibercaja

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 10/12/2020 A LAS 01:00

La presentación de la Revista Economía Aragonesa de Ibercaja, en los últimos años al cargo de Antonio Martínez y Santiago Martínez, director del Área Financiera y responsable de Análisis Económico, constituye un referente que todavía es más significativo en el último de los números del ejercicio, cuando se explicita el que empieza a irse y se prevén las expectativas para el venidero. Sobre el 2020, Antonio Martínez fue claro al explicar la hondura de la crisis que ha padecido España con motivo del coronavirus, superior a la media europea y también más profunda que la que ha tenido nuestra comunidad. Pero, a la par, estimó que 2022 será un año mejor de lo que se podía contemplar hace pocos meses aunque el 2021 será una transición quizás menos propicia de la que cabía esperar. En todo caso, agregó que no se trata de una situación negativa estructural sino ocasionada por la pandemia sanitaria, y que es previsible que las vacunas auspicien una reactivación ágil.

Aragón tiene la oportunidad de trabajar pensando ya en un escenario distinto al actual, aprovechando la facilidad con la que ha aprobado una estrategia para la recuperación económica y social, además del ambiente político y socioeconómico sustantivamente más edificante que el corrosivo que se percibe en el contexto nacional y en algunas otras comunidades autónomas. Nuestra región tiene que acentuar su apuesta decisiva por ejes tan prometedores como el tecnológico en un periodo en el que la digitalización es fundamental, las energías renovables ante la constatación de que la sostenibilidad medioambiental va a ser factor competitivo de primer orden, la logística, la industria agroalimentaria y la exportación. En estos y otros campos, Aragón arranca desde una posición ventajosa para acelerar su progreso.

Etiquetas