Opinión

Más datos

Por
  • TEÓFILO MARCO ESTELLA
OPINIÓNACTUALIZADA 20/12/2020 A LAS 01:00

Ha dicho un paleontólogo que "podemos explicar cómo se ha producido la evolución, cómo han ido surgiendo nuestras principales características o cómo se ha ido desplegando la vida en el tiempo geológico. Sin embargo falta por conocer, o siempre se puede saber más, sobre cuáles son los procesos que producen las leyes naturales y las causas de los resultados. (…) La persona humana es una especie única y especial. Es la única que hace ciencia, que investiga, que filosofa…".

Más datos para saber cosas sobre el Universo, las podemos hallar leyendo y meditando la Biblia. Este libro tan sabio y bello (entre otras cosas) que, al decir de más de una persona sería el que se llevaría, si solo le permitieran llevar un solo libro a una isla desierta.

Con incomparable belleza, la Biblia, en el salmo 138 describe la presencia de Dios en el Universo: "¿Adónde alejarme de tu espíritu de inmensidad ¿Adónde huir de tu presencia Si subo al cielo, allí estás Tú; si bajo hasta el sol, allí te encuentras. Si monto en las alas de la aurora y habito en los confines del mar, también allí me guía tu mano, me sujetará tu diestra".

Difícil resulta explicarnos muchas cosas del Universo y de la persona humana sin Dios eterno, sabio y omnipotente. Ya que si la materia comenzó en un momento determinado, hace miles de millones de años, si el Cosmos comenzó necesitó de un Ser distinto del Cosmos que lo puso en la existencia. De la nada absoluta nada sale. A este Ser creador del Cosmos le llamamos Dios. Contando con Dios, los procesos que producen las leyes naturales y las causas de los resultados, cuadran mejor.

Por esto dice otro salmo de la Biblia: "Los cielos pregonan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos".

Etiquetas