Opinión

La autovía Ejea-Gallur y sus enlaces

Por
  • CARLOS GARCÍA MARTÍNEZ
OPINIÓNACTUALIZADA 26/12/2020 A LAS 01:00

L a mejor noticia sobre las comunicaciones aragonesas desde el ambicioso Plan Red, todavía en conserva, ha sido la de que el Gobierno de Aragón, en paralelo a un plan de mejora y conservación de su red de carreteras, aprobará otro adicional para la construcción de la segunda autovía autonómica, la ARA-42, que unirá Gallur y Ejea, única cabecera comarcal sin vías de alta capacidad. El contrato para la redacción de este proyecto ya se firmó en junio, motivo por el cual la nueva autovía podría adelantar sus plazos casi un año al calculado para las diez concesiones del plan de mejora de la red.

Como no todos podían ser plácemes, léase una opinión: "Al oír la inversión en una autovía entre Gallur y Ejea me vienen ejemplos insostenibles y dañinos para otras infraestructuras necesarias. Extender semejante vía entre una cabecera de comarca de ese tamaño supone desatención para otras poblaciones con vías lamentables" Lo que ocurrirá si no se tienen en cuenta sus importantes derivaciones hacia otros territorios, como pensó el director de Carreteras, señor Ruspira al incluir en el Plan Red la carretera entre el puente del pantano de La Peña y Jaca como importante salida desde Gallur y Ejea hacia y desde Francia y Europa.

El enlace de esta autovía ya fue anunciado por el Gobierno aragonés en 2009. El estudio del tráfico señalaba que había una tendencia al alza en los últimos 12 años, con un nivel de vehículos pesados del 20%. El Gobierno de Aragón, responsable de la obra, enfrió las expectativas porque el importe escapaba a sus posibilidades y pidió al ministerio que la incluyese en el futuro Plan de Infraestructuras, pero que podían adelantar estudios previos. Nunca más se supo de la autovía, que para el entonces alcalde de Ejea, Javier Lambán, era una excelente noticia, considerando positiva la petición al ministerio. El alcalde de Tauste la definió como una salida muy buena y viable para las Cinco Villas, hacia el norte por el Somport y hacia el sur hacia Soria, Madrid, Lisboa y media España.

En 1895, con el proyecto de carretera de Ayerbe a Ejea en su primer tramo, entre Ayerbe y Ardisa, se afirmaba que su continuación- realizada después- sería una incalculable ventaja para la comarca de las Cinco Villas. Ahora, con mejorar de unos pocos kilómetros de este trayecto, cualquier proyección de tráfico justificaría por si sola la ARA-42 con un abanico de salidas a partir de Gallur y con una vía internacional de futuro si se recupera del Plan Red la carretera entre el pantano de la Peña y Jaca, se construye un nuevo puente sobre el pantano de La Peña y se replantean los últimos kilómetros de su acceso sur.

Un twitter de un tal Enrique decía algo a propósito hace poco: "Circular por el puente de La Peña, único paso al Pirineo hacia Jaca y Pamplona por la Zona Oriental, da miedo cuando cruzas, está prohibido que haya más de un camión cruzando el puente por lo peligroso y los coches con precaución y muy separados. La estructura está completamente roñosa y el pavimento totalmente estropeado... da terror y miedo pasar".

Con el puente actual perdería la prometida autovía Gallur-Ejea su salida hacia Francia por el Somport. La recuperación del proyecto entre La Peña y Jaca debería, pues, ir paralela a la de la autovía de las Cinco Villas.

Etiquetas