Opinión

Agradecimiento al Hospital

Por
  • SILVIA PAÚLES Y SONIA CAMPO
OPINIÓNACTUALIZADA 27/12/2020 A LAS 01:00

24 de noviembre. Empieza nuestra andadura por el hospital. Primer ingreso que es interrumpido para poder despedir a un hijo que compró billete destino al cielo.

A los seis días nuevo ingreso. Operación de urgencia, broncoaspiración inesperada, ingreso en UCI siendo la situación grave y a los dos días desintubación y empieza el milagro.

Estancia en planta, en la tercera planta del hospital. Días duros en los que hay un pulso entre el seguir o poner fin al camino....

Dos semanas después ya en casa con debilidad en piernas pero con un corazón lleno de cariño.

Cariño de todo el personal que ha sido participe de algún modo de la situación.

Mil gracias, millones de gracias al personal de la tercera planta del hospital San Jorge. Han demostrado tener un trato impecable con Silvia, mi madre (habitación 3103) Gracias a los vigilantes de puerta por entender la situación y dejarnos pasar cuando lo hemos necesitado.

Gracias a los cirujanos a quienes sin esperarlo se les complicó la situación...

Gracias al personal de Uci que estuvo los días 9,10 y 11 de diciembre.

Gracias a los doctores Javier Ara Gabarre y Pablo Cañamares por toda la atención, el trato y cariño recibido. (Tu yayita estará orgullosa de ti, Pablo).

Gracias a los auxiliares, a mis colegas auxiliares. Habéis hecho que me sienta orgullosa de nuestro trabajo. Habéis ejercido como trabajadoras y como familia cuando lo hemos necesitado.

Gracias a las enfermeras que habéis estado en todo momento pendientes de la salud física de la paciente y de la emocional de ambas.

Gracias al personal de limpieza que entraba con un buenos días y preguntando qué tal había ido la noche.

Gracias a celadores y celadoras siempre con su mejor sonrisa para animar a la paciente.

Gracias también a las alumnas en prácticas de enfermería y auxiliar de enfermería por estar como una más del equipo Y? aunque no nos hayamos conocido gracias al personal de cocina por hacer que con un simple plato de comida bien cocinado se iluminen los ojos de quien llevaba muchos días sin comer.

Sólo tenemos palabras de gratitud hacia vosotros. Permaneceréis por siempre en nuestra memoria. Esperamos que la vida os sonría a todos, de verdad.

Etiquetas