Opinión

Será Navidad...

Por
  • TEÓFILO MARCO ESTELLA
OPINIÓNACTUALIZADA 28/12/2020 A LAS 01:00

En la Navidad se suele cantar un Villancico muy famoso, y digo yo famoso por su ternura, y si mal no recuerdo dice así: "Madre, en la puerta hay un niño más hermoso que el sol bello. Diciendo que tiene frío porque viene medio en cueros. Anda dile que entre y se calentará porque en esta tierra ya no hay caridad." Será Navidad feliz si tenemos caridad, si tendemos la mano al que necesite nuestra ayuda, o por lo menos mirar al prójimo con un poco de amor. Esto puede cambiarnos la manera de vivir, pues alejamos de nosotros el desamor, el egoísmo, ese deseo de poseer solo para uno mismo, y vamos aprendiendo a respetar al prójimo y querernos como familia que somos, por ser todos hijos de Dios. Y así no ser "un lobo para el hombre" (sentencia de Plauto) que somos lobos cuando desconocemos quién es el otro en la misma dignidad que nosotros.

Y en la Navidad nos llena el corazón de un calor que nos devuelve a la niñez y con ello llena de suavidad, de bondad y de paz el alma. Dijo Tagore: "Dormí y soñé que la vida es alegría. Me desperté y vi que la vida es servicio. Serví y vi que el servicio es alegría." "Y María dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo reclinó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada." Así relata San Lucas el nacimiento de Jesús en Belén y así se ha venido escenificando a lo largo de los años, haciendo belenes, en un intento del hombre por acercarse al momento cumbre del cristianismo. Construir el belén en casa es manifestar la fe y el amor al Niño Dios. Los primeros belenes en España siguen la tradición napolitana, ya que llegan de la mano de Carlos III, al que le han llamado el "rey pesebrista".

Dice Amado Nervo en una poesía: "Pastores y pastoras, abierto está el edén. ¿No oís voces sonoras Jesús nació en Belén. La luz del cielo baja, el Cristo nació ya, y en un nido de paja cual pajarillo está".

Poner nosotros el belén en nuestras casas, cantar villancicos, o colocar en la ventana o en el balcón una colgadura o un tapiz con la imagen del Niño Jesús son costumbres a seguir fomentando, para ver que es cierto que Cristo nació.

La tercera encíclica del Papa Francisco llega en un mundo azotado por la pandemia. La fraternidad y la amistad social son los temas centrales, y si así es nuestra conducta diaria será Navidad: Dios hecho hombre con nosotros por amor a los seres humanos.

Etiquetas