Opinión

Volverán

Por
  • SARA SCHUMACHER
OPINIÓNACTUALIZADA 13/01/2021 A LAS 01:00

El otro día estaba tomándome un café en el balcón mientras veía el sol ponerse y, como es normal, le di unas cuantas vueltas a la cabeza.

Me puse a pensar en el pasado, eso que todos tanto añoramos, y en cómo era mi vida antes de este ser invisible que nos tiene a todos atados. Recordé que yo, como persona a la que le gustan las personas y la multitud siempre acababa hablando con desconocidos en las puertas de las discotecas y los bares, o incluso en el baño, cosa que ahora a todos nos da miedo por razones obvias.

La mentalidad nos ha cambiado completamente desde hace un año hasta ahora. Para mí es impensable actualmente salir de un bar y quedarme horas hablando con una persona que no había visto en mi vida y que me ha dejado el mechero. Esto me llevo a hacerme una pregunta, o más bien una reflexión: ¿Cuántas personas nos hemos perdido por culpa de la COVID? Esa chica que te dejaba un pañuelo en el baño de la discoteca; ese chaval que te dejaba unas papelas para el cigarro que, si no no te podías liar; esas dos amigas del grupo de al lado con las que se acababa bailando o incluso esa conocida que te daba un trago de su cubata porque se te había acabado, todas esas personas se han esfumado de nuestras vidas ya que son personas a las que seguramente nunca vamos a conocer por culpa del maldito virus que nos ha tocado vivir.

Como chica de 20 años que soy echo de menos a todos esos desconocidos que nunca llegaré a conocer y echo de menos poder cruzarme con multitud de personas por la calle sin tener miedo de ponerme en peligro a mí, a mis familiares o a mis amigos. Hablando con mis padres el otro día nos pusimos a recordar, y ellos me contaron cómo eran sus noches de juventud y cómo conocían a desconocidos a cada segundo que pasaba y yo por mi parte me puse a pensar en exactamente lo mismo.

En mi opinión nos hemos visto obligados a cambiar nuestra mentalidad de un día a otro muy drásticamente, pero porque no quedaba otra opción, y esto en un futuro va a ser muy difícil de retomar.

Con esto quiero decir que está siendo difícil adaptarse a esta nueva situación que toca vivir actualmente, está siendo muy difícil dejar de hacer cosas que hacíamos inconscientemente, pero todo eso volverá algún día, incluso volverán los desconocidos que nos quedan por conocer.

Etiquetas