Opinión

No podemos confiar en el futuro

Por
  • ANTONIO LASHERAS
OPINIÓNACTUALIZADA 18/01/2021 A LAS 01:00

"El virus ha hecho que no podamos confiar en cómo será el futuro".

La salud, el miedo y la economía nos dejan fuera de juego ante una sociedad incierta, insegura y sin soluciones prácticas.

Nos estamos atrincherando en nuestro pequeño mundo y las soluciones nos han de llegar con visiones y actuaciones globales. El problema sanitario lo está padeciendo por igual los cinco continentes. No así el problema económico, que será más dañino para los países pobres y muy endeudados como el nuestro.

En estos momentos hemos de aferrarnos fuertemente a ese gran pensamiento. "Caminante no hay camino se hace camino al andar". Nuestro futuro no está definido y estamos obligados a ser vigías de nuestros pasos diarios para cometer los menos errores posibles.

En estos momentos estamos obligados a ser pacientes como el buen cazador que sabe esperar hasta que la pieza se encuentra a tiro seguro.

En estos momentos no nos podemos plantear el llegar rápidos. Lo importante ahora es llegar, llegar a una normalización de nuestras vidas, de nuestras economías y principalmente de nuestras familias.

La mayoría de los mortales cree en la investigación científica y más pronto o más tarde dispondremos de vacunas seguras para la salud, con fármacos que aliviaran en gran medida la enfermedad.

Pero hasta que llegue ese momento se nos espera un recorrido incierto y sin poder confiar en el futuro inmediato.

Etiquetas