Opinión

Así lo veo

Por
  • Pascual Ascaso
OPINIÓNACTUALIZADA 24/01/2021 A LAS 01:00

Todos esperamos con esperanza los buenos deseos del nuevo año que hemos estrenado y que sean mucho mejores o no tan malos, diría yo, como los que hemos soportado en el que hemos dejado atrás, que ha sido un año para olvidar, aunque será muy difícil olvidarlo.

La pesadumbre que 2020 nos ha dejado es mucha, porque quizás se nos haya llevado algún ser querido, nos haya dejado con los brazos cruzados en el paro, haya mandado a nuestra empresa a la ruina o vete tú a saber.

Las campanadas del 31 han sido muy tristes y diferentes a las de otros años, pero al mismo tiempo muy esperanzadoras al haber dejado a tras al maldito año y entrar en el nuevo con ilusión renovada que falta nos hace.

La pandemia nos ha puesto a prueba, y de qué manera, pero como no hay mal que cien años dure y sabiendo que no hay mal que por bien no venga, hay que ver al nuevo año con ilusión renovada, aunque quede por ver cómo se va a comportar la tercera ola de la pandemia que está llegando, que esperemos que sea la última, y que no haga buenas a las dos primeras por culpa de nuestra irresponsabilidad.

Ahora queda por comprobar cuál será la efectividad de las vacunas y cuál la inmunidad temporal de la misma. Cada año nos vacunamos contra la gripe. ¿Cada cuánto lo deberemos hacer contra el coronavirus y como de grande es la cepa del mismo Mucho tiempo ha de pasar, me supongo, para saber el comportamiento y efectividad de la vacuna. De momento seguro que tenemos un año por delante para vivir con preocupación la pandemia que llegó de la tarde a la mañana y que no se va de un año para otro.

En el aspecto económico me supongo que tendrán que pasar años hasta que volvamos a estar en la situación ya recobrada de la anterior crisis que estábamos a punto de salir y que se produjo por motivos muy diferentes.

Siempre digo que esta vida es el purgatorio y ahora lo reafirmo con mayor convencimiento. La vida, que con la mayor suerte del mundo son cien años, no es fácil y a pesar de todas las dificultades que nos presenta, todos queremos vivirla y que sea lo más larga posible.

Ahora sólo nos queda encarar la situación con confianza para arreglar todos los rotos que nos ha dejado la pandemia y estar preparados para la siguiente.

No sé cómo verán esta situación otros, pero yo, tal cual la cuento la veo.

Etiquetas