Opinión

La reconquista en las manos de todos

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 27/01/2021 A LAS 01:00

Todo avance que frena la expansión del virus representa un auténtico alivio. Probablemente, sin que muchos afectados puedan considerarlo suficiente. Muchos negocios, fundamental aunque no únicamente de comercio y hostelería, sufren las restricciones de movilidad, de aforos y de horarios. Pero el anuncio del Gobierno de Aragón de que Huesca deja de estar confinada perimetralmente, esto es, que la circulación está permitida por toda la provincia sin excepción -no fuera de las lindes altoaragonesas ni de las aragonesas-, ha sido generalmente celebrado por la ciudadanía. Nunca una reconquista se alcanzó en un sólo movimiento y, de hecho, las que dejan un mejor sabor de boca son las que vienen acompañadas de una mezcla de esfuerzo y talento.

Es un respiro, un paso, curiosamente en un tiempo en el que la tercera ola española y cuarta aragonesa se mueve en flujos contrarios, hacia reclusiones más estrictas, cierres de establecimientos y otras medidas con las que intentar controlar el avance del coronavirus. Las vacunas llegan con espantosa lentitud, aunque algunas noticias médicas como los inminentes antivirales nos hacen concebir esperanzas por otras vías que no son exclusivamente las preventivas.

En espera de una mayor fluidez en este escenario en el que la ley de la oferta y la demanda niega más contingentes de dosis a la Unión Europea y, por tanto, a Aragón, en nuestras manos está consolidar esta apertura y recuperar normalidad en nuestra actividad laboral y en nuestra vida. Cada ciudadano ha de concebir las ventajas que otorga, para la salud particular y pública, sostener comportamientos responsables, protegernos y abrazar el buen equilibrio entre la sanidad y la economía, no sólo compatibles sino imprescindiblemente complementarias.

Etiquetas