Opinión

El Plan Remonta

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 28/01/2021 A LAS 01:00

El Presidente y la Consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Javier Lambán y Marta Gastón, y en la secuencia de su anuncio el de la DPH, Miguel Gracia, comunicaron ayer la puesta en marcha del Plan Remonta, un programa especial de empleo que pretende minimizar el impacto de la suspensión de la temporada de nieve en las comarcas con estaciones de esquí. El objetivo consiste en utilizar, de acuerdo con los ayuntamientos, a los trabajadores perjudicados por esta inactividad para que desarrollen tareas por las que puedan percibir sus emolumentos, de forma que se reduzca al máximo el número de personas que se vean abocadas a las listas del desempleo en un momento crítico.

Con absoluta seguridad, el Plan Remonta tendrá flecos y lagunas, igual que limitaciones porque los recursos no son infinitos. Sin embargo, todas estas acciones han de ser saludadas como corresponde por el esfuerzo que implica por parte de las administraciones. Cuestión diferente es la percepción que tengan los partidos políticos, las organizaciones empresariales y las de trabajadores, en la anuencia o la discrepancia legítimas. Sin embargo, restañar las heridas en el mercado de empleo exige determinación.

En todo caso, con perspectiva y sin demora, las instituciones han de diseñar y ejecutar políticas y medidas completas en torno al sector de la nieve y a todos los que implica, porque la realidad de los valles y las comarcas se está viendo perjudicada enormemente. La mejor forma de proteger a los empleados es favorecer la actividad de los empleadores, garantes de desarrollo, de progreso, de riqueza y de trabajo. Con la dilación del final de la pandemia, la provincia de Huesca ha de buscar un plan para sostener sectores que se descoyuntan con ayudas directas.

Etiquetas