Opinión

Improvisación continua

Por
  • CLAUSTRO DEL IES HERMANOS ARGENSOLA DE BARBASTRO
OPINIÓNACTUALIZADA 09/02/2021 A LAS 01:00

El Claustro del I.E.S. Hermanos Argensola de Barbastro quiere exponer sus quejas por la improvisación continua, los plazos tan tardíos para comunicar decisiones importantes, y la escasa consideración hacia el profesorado, y por ende al alumnado, con la que el Departamento de Educación ha venido gestionando hasta ahora el curso 2020/21.

Desde septiembre la improvisación y la falta de comunicación han sido la tónica dominante en la gestión de la administración. Desde el caótico inicio de curso nos estamos acostumbrando a que las instrucciones lleguen apenas unos días antes de su obligada aplicación. Además, dichas instrucciones se comunican antes a los medios de comunicación externos que a los equipos directivos. (Sirva de ejemplo la última norma: el fin de la semipresencialidad, comunicada por la prensa dos días antes de las vacaciones de Navidad).

Asimismo, consideramos insuficientes los recursos materiales y humanos con los que se ha dotado a los centros educativos para que la actividad presencial pueda tener aseguradas las medidas sanitarias anti-covid: - Al inicio de curso se dotó al Instituto de 6 horas más de profesorado que el curso anterior -en el que no había Covid-, es decir, se pretendía reducir las ratios para aumentar la seguridad con solo 6 horas más.

- No se han proporcionado los equipos de protección individual básicos para poder desarrollar nuestra actividad docente con las garantías sanitarias necesarias en los diferentes escenarios educativos.

- No se está cumpliendo la normativa de prevención de riesgos laborales, evaluando la totalidad de los puestos que dependen del departamento, y poniendo los recursos necesarios para que las aulas sean seguras (sistema autónomo de toma de temperatura, detectores de CO2, filtros de aire, etc.) - No se está permitiendo a la totalidad del profesorado vulnerable a la covid-19 (y del que se pidió un listado al principio de curso) poder teletrabajar mientras dure la pandemia ni se le sustituye por profesorado interino, para garantizar la calidad educativa (de hecho, esa circunstancia, puesta en conocimiento a principio de curso, no ha recibido respuesta alguna por parte de la administración educativa) .

- No se ha proporcionado personal sanitario a los centros (con seguridad, las comunidades educativas intentarían optimizar este recurso compartiéndolo con los centros de proximidad). Ese personal determinaría cuándo se aísla a un alumno o alumna, y cómo se debe hacer, así como supervisaría las medidas que se toman en el centro de manera continua, tareas que, a día de hoy, estamos realizando los docentes, sin la cualificación pertinente.

- Con los mismos recursos humanos y materiales aportados al inicio de curso para prever y organizar la semipresencialidad en tres niveles (3º y 4º ESO, 1º Bachillerato), divididos en dos turnos, nos enfrentamos a partir del 11 de enero, en pleno repunte de contagios COVID, con el doble de alumnado (los dos turnos simultáneamente) y el mismo volumen de profesorado. Esto acarrea no sólo problemas organizativos (búsqueda de nuevas aulas y espacios, grupos excesivamente numerosos que ha habido que "repartirse", etc.), sino también temores por la seguridad sanitaria de estudiantes y docentes.

- Los protocolos de ventilación establecidos para mantener las aulas libres de COVID en aerosoles, en estos gélidos meses de invierno, y dado el clima de nuestro entorno, desembocan en que, en ocasiones, profesorado y alumnado desarrolle su actividad con una temperatura ambiente por debajo de la legalidad vigente (Real Decreto 486/1997, Anexo III, punto 3, apartado "a"), tanto en las aulas como en la sala de profesores, y especialmente y de manera continuada en pasillos y zonas de tránsito.

Por todo ello el claustro del I.E.S. Hermanos Argensola solicita al Departamento de Educación que dote a los centros educativos de los recursos necesarios para proteger, desde el punto de vista sanitario, al máximo posible al profesorado de forma individual y a toda la comunidad educativa desde el punto de vista colectivo.

Etiquetas