Opinión

España versus China

Por
  • LUIS DEL VAL
OPINIÓNACTUALIZADA 12/02/2021 A LAS 01:00
España versus China
España versus China

En los años 70 del pasado siglo, la dictadura comunista China prohibió que las familias tuvieran más de un hijo. La orden fue efectiva, porque conocida la piedad y misericordia de los dirigentes comunistas chinos hubo familias que ocultaron el nacimiento de otro hijo y, algunas, los sacrificaron para evitar represalias. En poco tiempo se pasó de una media de más de 5 hijos por familia a una media de 1,6 hijos.

Medio siglo después, el Gobierno de España pretende poner en marcha esta medida, pero como somos una dictadura imperfecta -o una democracia defectuosa, como predica el vicepresidente- no va a existir una prohibición tajante, que asustaría a la Unión Europea, sino que, desde el Ministerio de Seguridad Social, se van a aumentar las ayudas a las madres trabajadoras con un solo hijo, a costa de recortarles hasta un 73% a las madres trabajadoras que hayan tenido tres o más hijos. El esfuerzo a la mujer que, además de ir a trabajar cada día, ha sacado adelante a una familia numerosa, y ha cotizado más años, se penaliza con un recorte de sus derechos para dárselos a las que, sin saberlo, siguieron las sabias máximas del comunismo chino que ordena el hijo único.

Hoy, China, debido a aquella equivocada política se enfrenta a un peligroso envejecimiento de la población que le va a causar graves problemas, al aumentar desmesuradamente las personas ancianas y no disponer de suficientes brazos jóvenes para incorporarse a la actividad laboral. Pero nuestros socialcomunistas gobernantes no se han debido de enterar de que aquí ya sucede lo mismo.

Ya es mala suerte tener un gobierno con ideologías que hasta en Rusia han dejado de estar de moda, aunque en el fondo continúen usando los mismos procedimientos. Lo peor es que nuestros comunistas, ni siquiera son modernos, y se han quedado anclados en el comunismo chino de los setenta. Casi nos conformaríamos con soportar el comunismo, pero resulta excesivo que suframos el comunismo del siglo pasado.

Etiquetas