Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

¿Trabajar menos horas?

Por
  • José Sanmartín Sopena
OPINIÓNACTUALIZADA 10/03/2021 A LAS 00:05
horario jornada laboral
[MISSING]binding.image.description
D.A.

Hace unos días, en TVE, escuché a un político, de estos de la nueva hornada, decir algunas necedades en asuntos relacionados con el trabajo. Es una persona que, probablemente, no haya trabajado nunca y por eso hablaba de cosas que desconoce totalmente.

Proponía estudiar la jornada semanal de 4 días de trabajo, tema ya muy manido en las últimas décadas. Fruto de su inexperiencia, se le ocurrió añadir que “con los mismos salarios”. ¿No lo escuchaba ningún empresario? En mi vida laboral (de unos 50 años trabajados) he sido asalariado, autónomo, empresario y funcionario. Creo que puedo hablar un poco del asunto.

Resulta que tenemos la economía española por los suelos, a causa de la pandemia y en vez de proponer “más horas de trabajo a la semana” con el mismo sueldo (que sería lo que procedería en la situación actual) propone lo contrario: menos horas de trabajo con igual sueldo. Una buena receta para que la economía “remonte” (para remontar, primero hay que montar).

Si eso llegase a ser aprobado, el trabajador necesitaría no el mismo salario, necesitaría un 20% más, porque al tener un día de fiesta más a la semana sus gastos aumentarían en la misma proporción en que disminuyesen las horas de trabajo.

¿No son los empresarios y los trabajadores los que deben regular y organizar el trabajo?. Imponer reglas laborales, sin haberlas pactado antes, puede tener funestas consecuencias. No debemos obviar que son los empresarios los que crean puestos de trabajo y los que los mantienen (si hay carga de trabajo para ello) o los eliminan si no la hay. Estos señores (totalmente ajenos al mundo del trabajo) no deberían opinar en materias que desconocen.

Las empresas españolas conocen a la perfección las: MMT (Mejoras de Métodos de Trabajo), y los métodos para aumentar la productividad, disminuir el absentismo laboral, aplicar sistemas de incentivos, trabajar por objetivos, trabajar en equipo, trabajar a destajo, etc., etc.

Creo que no es el momento de andar con experimentos. Hay cosas mucho más importantes de las que hablar con urgencia. No hay que pensar en trabajar menos y si en trabajar más.

Seguramente ustedes recordarán a un J.V., que estuvo en política en partidos de derechas, pero nunca consiguió llegar a ministro (como él quería). Al dejar la política se refugió en la Universidad para dar clases y sacar así promociones de alumnos que ahora son políticos, algunos desvergonzados y prepotentes que no merecen el título de señorías (ni el de minorías), no merecen estar alli. Como resulta claro, JV fracasó en la política, volvió a fracasar como profesor y fracasa cada vez que sale en la TVE (menos mal que, últimamente, se le ve ya menos).

El actual Gobierno tiene muchos frentes abiertos (y pocos cerrados y resueltos). La deuda pública no para de aumentar. Está ya en 1,25 billones. Veremos en cuanto la dejan al final de la legislatura.

¿No se piensa hacer nada para saldar (o al menos rebajar mucho) esa deuda?. Habrá que vender el Museo del Prado y su contenido, miles de fincas urbanas y rústicas del Estado, anular y enajenar Facultades Universitarias que no se necesitan (porque no va a clase ni el 5% de los alumnos), adelgazar la Administración Estatal, Regional, Provincial y Local, etc., etc..

Lo que no se debe hacer es quedarse de brazos cruzados, que la deuda pública siga aumentando y teniendo a España hipotecada siempre. Con tanta deuda, este país no levantará cabeza nunca

Etiquetas