Opinión

A RIENDA SUELTA

Las balas y la mierda

Por
  • Javier García Antón
OPINIÓNACTUALIZADA 21/03/2021 A LAS 00:05
Palacio de Justicia de Huesca / 16-11-2020 / Foto Rafael Gobantes[[[DDA FOTOGRAFOS]]][[[DDAARCHIVO]]]
Palacio de Justicia de Huesca / 
D.A.Rafael Gobantes

FUE TAN completa y tan compleja la vida de Hemingway que su testimonio y su sabiduría ofrecen claves para interpretar al ser humano. Y su afán de supervivencia: “Quédate siempre detrás del hombre que dispara y delante del hombre que está cagando. Así estás a salvo de las balas y de la mierda”. El norteamericano conoció de primera mano y a través de su inabarcable imaginación los resortes de las conductas. De las personas. De los medios de comunicación. Nada -o casi- es casual. Todo -o casi- es causal. La espontaneidad en los movimientos ha quedado desacreditada incluso en hitos como la toma de la Bastilla. No, el pueblo no se mueve solo, impulsado por una voluntad teocrática, por instinto o una conversión a la justicia a lo Pablo de Tarso.

El viernes, los wasap incitaban a ver un programa de “investigación” de La Sexta. Más falso en buena parte que el beso de Judas. Extemporáneo, frívolo, superficial. Aprovechando la detención de Carlos Aranda, Oikos versión prehistórica. Sin mascarillas, con personajes ya eximidos de toda responsabilidad, con la vergonzante aparición de un jefe de policía (incurso en la indagación) en la oscuridad lanzando datos ya desfasados. Supongo que la Dirección General tomará nota.

Remover la mierda. Tres días antes de la enésima toma de declaraciones. Meses después de la asunción policial de la falta de pruebas (al menos hasta entonces). Elevada la trenza de Almudévar a metáfora y oscuro objeto del deseo de malandrines. La suposición que condena. Y el ventilador enmascarado en un equipo de investigación que pone a personas delante de la bala y detrás del culo. Devaluado el sentido de la responsabilidad. Acuchillando a la Justicia. Eppur si muove. Y será lo que haya de ser. A pesar de...

Etiquetas