Opinión

Editorial

Día de las Fuerzas Armadas, compromiso sellado

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 27/03/2021 A LAS 00:05
margarita robles Defensa ejército
Begoña Nasarre, Margarita Robles, el general Varela y Luis Felipe, ayer
S.E.

MARGARITA ROBLES es, probablemente, uno de los activos políticos más fiables de España. Su bagaje está marcado por su línea coherente, a pesar de que es tan dilatado en el tiempo que puede incurrir en alguna contradicción como las que tenemos todos. Ayer, en la entrega de las distinciones del Mérito Militar al alcalde de Huesca, Luis Felipe, y a la diputada al Congreso Begoña Nasarre, la titular de Defensa consolidó el compromiso adquirido para el año pasado al asegurar que, si la situación lo permite como todos deseamos, Huesca acogerá el Día de las Fuerzas Armadas en 2022, aplazado en 2022. La celebración de una solemnidad castrense de estas características demanda presencialidad, porque también es congruente que los ciudadanos tengan la oportunidad de expresar en las calles el agradecimiento por los extraordinarios servicios que nos prestan los cuerpos uniformados.

Siendo que las anómalas circunstancias son más dadas a la tristeza y una cierta desazón, en la necesidad se encontrará la virtud en 2022 de que la División Castillejos estará en pleno funcionamiento (no hubiera sido posible en su integridad de haberse celebrado el Día de las Fuerzas Armadas en 2020) y, por tanto, Huesca tendrá la oportunidad de ratificar la cultura de la Defensa y la seguridad con la que está relacionada desde tiempos inmemoriales, una ciudad que ha tenido una gran presencia de contingentes militares cuya integración ha resultado siempre armónica y fructífera. Sellar un compromiso a pesar de los obstáculos representa una satisfacción para una capital tan pequeña en censo como robusta en sus convicciones y en su hospitalidad. La ocasión nos otorgará otra ocasión para refrendar esos valores y la gran capacidad organizativa.

Etiquetas