Opinión

Tribuna altoaragonesa

Políticos

Por
  • José Sanmartín Sopena
OPINIÓNACTUALIZADA 30/03/2021 A LAS 00:05
Díaz Ayuso
Isabel Díaz Ayuso
Agencia EFE

En España, como ocurre también en otros países, uno de los deportes más practicados es el de criticar a los políticos.

Algunos de los que ya somos mayores pensamos que los políticos deberían ser personas de más edad, con no menos de 40/45 años y un mínimo de 20/25 años cotizados. La gente a esa edad es menos impulsiva y más reflexiva e incluso más humilde.

Tener títulos superiores no debería ser condición imprescindible para dedicarse a la política. Los hay sin títulos que son personas muy válidas. Los hay titulados, muy malos como políticos.

En muchas ocasiones vemos, incluso en las sesiones del Congreso, cómo se insultan entre ellos y se atreven hasta a llamar criminales a los partidos adversarios. ¿Cómo no lo denuncian los ofendidos? Se les va la lengua viperina que poseen (de las demás cualidades andan muy escasos) y acaban, en su acaloramiento verbal, diciendo lo que no deben.

Los hay que presumen de tener el título de Licenciado en Ciencias Políticas, pero algunos, al oírlos hablar no lo creemos. Más bien parece que no hayan ido nunca a la escuela, por lo desvergonzados, prepotentes e ineducados que son. Si poseen ese título, mal ejemplo dan sobre la Universidad que se lo otorgó, sobre sus profesores y sobre el sistema educativo.

Yo espero que con el paso del tiempo (acaso algunas décadas), la política española pase a ser más reflexiva y moderada, que los ciudadanos (con sus votos) vayan apartando a quienes demuestran con claridad que no deberían estar.

Incluso los que se creen más listos van cayendo. Toman decisiones equivocadas (por la falta de experiencia que tienen) y luego pagan esos errores a precio muy alto.

Tenemos ahora, en la Comunidad de Madrid un ejemplo muy claro. La Presidenta decide convocar elecciones, porque considera que van a intentar desplazarla mediante una moción de censura. Está en su derecho de hacerlo y era innecesario molestar a los tribunales para un asunto que no es de su competencia. En mi opinión ha obrado muy bien y a su debido tiempo.

No ha faltado quien, irritado por ello, se haya lanzado al vacío para intentar contrarrestarlo. Confiado en su ego (entre los suyos solamente) cree que va a cambiar la tendencia. Y eso lo hace sin saber nada de Madrid y sin tener experiencia para ocupar el puesto al que aspira.

Espero y deseo que la señora Ayuso tenga suerte en las elecciones y obtenga la mayoría absoluta, para poder gobernar la comunidad sin cortapisas, desarrollando su política con su equipo, para el bien de los madrileños y de los españoles. Ha demostrado saber hacer las cosas muy bien, a pesar de los impedimentos que siempre ha intentado en su contra el Gobierno y de las inmerecidas críticas que ha recibido.

Los que se lanzaron al ruedo, sin ser toreros, que se retiren entre silbidos de la política y se dediquen a otra cosa. Para políticos no sirven.

No hay que olvidar que tampoco sirven para políticos todos aquellos que necesitan asesores para hacer su trabajo. Si los necesitan, es señal inequívoca de no estar preparados para el puesto que ocupan.

¿Qué haría un empresario, cuando contrata a un ingeniero, si éste le exigiera una docena de asesores para poder hacer su trabajo? ¿Por qué los políticos han de tener asesores? Si no saben hacer su trabajo, que no se presenten.

Muchos españoles no estamos de acuerdo en que una parte de los impuestos que pagamos vaya a parar a esta gente. Es hora de que lo sepan y así hay que decirlo.

Profesor de IES jubilado. Benasque

Etiquetas