Opinión

editorial

Gloria a los docentes

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 26/04/2021 A LAS 00:05
colegio el parque 8 -89 - 20 .. foto pablo segura ..PABLO SEGURA PARDINA - .. [[[DDA FOTOGRAFOS]]][[[DDAARCHIVO]]]
Colegio El Parque de Huesca en su vuelta a la actividad en septiembre
PABLO SEGURA PARDINA

EL SERVICIO de apoyo emocional de los colegios por las posibles secuelas en los niños de las tragedias y dramas en torno a la pandemia. Esta proclamación olvida, sin embargo, un elemento, y es que la atmósfera adecuada para el desempeño de las labores de los estudiantes no ha llegado por ciencia infusa. No es una providencia divina y ni siquiera la consecuencia de normas legislativas, sino, sobre todo, el efecto de la extraordinaria labor que están desarrollando los docentes durante estos meses en los que han acudido cada mañana al encuentro con su misión bien provistos de un valor extraordinario, con la alforja de los conocimientos y con la consciencia de su responsabilidad, para aunar en esa fórmula triple las condiciones en las que proteger y enseñar. Y lo han hecho como un solo cuerpo, sin fisuras, constatando que la vocación va por delante de los miedos, que el amor por la educación está muy por encima de otros conceptos no sólo espirituales, sino también materiales.

Que los profesores de todos los ámbitos iban a cumplir holgadamente con los requisitos para evitar al máximo la posibilidad de contagios, sabiendo que el riesgo es cierto, no entraba dentro del abanico de las dudas de quienes conocemos ese oficio. Pero es que, además, han multiplicado exponencialmente su ya contrastada sensibilidad para que los pequeños a su cargo sufrieran mínimamente las incertidumbres y los ecos negativos que les llegaban en casa, en los medios de comunicación y en esta sociedad con mascarilla. Los maestros han suplantado los abrazos y los rostros tapados con la sutileza de su voz y la proporcionalidad de sus gestos, y cuando empezamos a embocar el final del túnel podemos asegurar que, a estas alturas, esa lid está vencida y, por tanto, hay que reconocer la gloria a todos ellos.

Etiquetas