Opinión

TRIBUNA

Gestión y confrontación: dos marcos para una campaña

Por
  • Manuel Mostaza Barrios
OPINIÓNACTUALIZADA 29/04/2021 A LAS 00:05
Isabel Díaz Ayuso
Isabel Díaz Ayuso
Agencia EFE

La encuesta que ayer publicaba este diario muestra un mundo al revés del que hemos conocido en los últimos años: división clara en el ámbito del centro hacia la izquierda y concentración de voto en un partido hegemónico desde el centro hacia la derecha. La lista que encabeza Isabel Díaz Ayuso no es solo la que tiene una mayor fidelidad de voto, sino que también es la que más capacidad tiene de atraer a votantes de otros partidos, sobre todo de Ciudadanos y, en menor medida, de Vox. Enfrente, el PSOE no consigue enderezar la curva descendente en la que lleva meses instalado en Madrid y corre el riesgo de acabar siendo sobrepasado por un Más Madrid que no sólo retiene mejor a sus votantes, sino que tiene capacidad de obtener votos por su derecha (más de un 15% de los que votaron a los socialistas en 2019 votarían ahora por la candidatura errejonista) y de Unidas Podemos por su izquierda. Esta capacidad de arrastre de la presidenta está relacionada también con la buena valoración que de ella tienen los votantes de Vox y de Ciudadanos, así como de la imagen positiva de su gobierno, que logra el aprobado por primera vez y se consolida así como la opción favorita de los electores ubicados en el centro político. Si analizamos además los dos marcos políticos que el gobierno regional ha puesto en juego durante la campaña (la confrontación con el gobierno central y la gestión de la pandemia) podemos ver cómo ambos han calado en la ciudadanía: la mitad de los madrileños cree que el gobierno de la nación ha discriminado a Madrid y no en vano el 41% de los madrileños cree que las buenas perspectivas de la presidenta están relacionadas con su oposición a las políticas del presidente Sánchez. Pero también tiene mucho peso la imagen de la gestión: si analizamos lo que piensan a este respecto los que no votaron al PP en 2019 y ahora sí piensan hacerlo el resultado es abrumador: más dos de cada tres creen que las buenas expectativas electorales de la presidenta Díaz Ayuso se deben a su gestión de la crisis sanitaria. Es razonable pensar, por lo tanto, que es esta gestión -la percepción que se transmite sobre esta gestión, para ser más exactos- la que está detrás de su previsible éxito electoral el próximo día 4, en tanto que es el partido que más solvencia ofrece a la hora de gestionar la crisis de la pandemia y la consecuente crisis económica.

De lo que nadie duda es de la repercusión nacional de estos comicios regionales. Casi cuatro de cada cinco madrileños creen que el resultado de estas elecciones tendrá impacto en la política nacional y, a tenor los pronósticos, todo indica estas repercusiones no van a ser buenas para el gobierno de Pedro Sánchez. l

Politólogo y Director de Asuntos Públicos de ATREVIA

Etiquetas