Opinión

Editorial

La demora en el tramo Campo-Seira

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 12/05/2021 A LAS 00:05
desprendimiento carretera cortada en campo n 260 Campo (pk. 404,150 de la N-260)Rueda de prensa sobre las obras de la N-260 11 - 5 21 foto pablo segura ..[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Visita al tramo Campo-Seira en la zona del deslizamiento.
Pablo Segura

CUANDO un contratiempo en unas obras significa una demora que afecta a la accesibilidad de una comunicación, su afección a las vidas de los vecinos demanda como mínimo comprensión por el fastidio que origina. Es lo que ha sucedido con el deslizamiento de la montaña en el kilómetro 399 de la N-260 a la entrada de uno de los túneles contemplados para los trabajos de acondicionamiento del tramo Campo-Seira, que ha inducido el cierre total del tráfico iniciado el 6 de abril hasta su prolongación a finales del mes de junio.

No es difícil de entender la complejidad de una infraestructura de estas características. Las explicaciones del jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado de Aragón, Rafael López Guarga, revelan claramente el encaje de bolillos extraordinario que hay que realizar para el doble objetivo de trabajar con seguridad y hacerlo con eficacia, tanto para el desarrollo de las obras como para el futuro de la vía. De hecho, hay que felicitarse de que el incidente no tuviera repercusiones personales por el momento en el que sucedió, sino que hubiera trabajador alguno en la zona. Esta contrariedad sobrevenida obliga a redoblar las cautelas y establecer todas las medidas necesarias para avanzar con la máxima diligencia pero evitando riesgos innecesarios en un terreno tan abrupto como impredecible en el comportamiento ante algunas de las acciones que se acometen.

En cualquier caso, las afecciones importantes a los intereses económicos y sociales del valle recomendaría estudiar propuestas de ayudas para los sectores más perjudicados justo cuando nos adentramos en una época del año en la que se presumía un cierto incremento de actividad aprovechando la recta final de la pandemia. La empatía se demuestra andando.

Etiquetas