Opinión

A rienda suelta

Los museos nos cuentan

Por
  • Javier García Antón
OPINIÓNACTUALIZADA 19/05/2021 A LAS 00:05
museo provincial 6 - 5 - 21 foto pablo segura[[[DDA FOTOGRAFOS]]][[[DDAARCHIVO]]] Fecha: 06/05/2021 Autor: SEGURA PARDINA, PABLO (DDA) descri: HUESCA. MUSEO DE HUESCA. edificio notas: Fecha de entrada:07/05/2021
Museo de Huesca
D.A.

CALLEJEANDO por seis ciudades europeas” es la sutil narración de un “flâneur”, de un caminante que callejea con las gafas de la curiosidad. Es Pablo Villacampa el autor en narración, con la subjetividad en ristre y la generosidad para compartir su forma de disfrutar de los viajes, sin más amarras que sus anhelos, su observación y su libertad. El inspirador de este movimiento, Louis Huart, explicaba que el hombre atareado mira sin ver, el ocioso ve sin mirar, el flâneur ve y mira, se ensimisma y divaga. Cualquier detalle, el rincón más insospechado, ese color peculiar, un sonido, una sensación embellecen y crean a través de la imaginación el más atractivo de los mundos. En cada vía, en cada edificio, en cada rutina, lo extraordinario en lo ordinario.

Para acudir a los museos, es preciso el atuendo del ser abierto a la novedad, sea por primicia, sea por ese matiz que, cuando visitas el Castillo de Loarre con Antonio García Omedes, te descubre en una escena que habías visto, irreflexivamente, en decenas de ocasiones.

Somos “runners” (permítanme el anglicismo) de los museos. Coleccionamos visitas sin que necesariamente hayamos entendido nada. Yo “hice” el Louvre en una mañana. Universitarios sin criterio. Desdeñamos el relato, el espíritu que se aloja en su arte, sordos a la voz de piedra que poetizara Carlos Garulo. Se comprende en los jóvenes, atribulados por las prisas por vivir, abducidos por las pantallas, perdidos en sus hiperrealidades. Menos en los seres maduros, que debemos repetir la visita al otrora Arqueológico, hoy de Huesca, a los diocesanos y también a descubrir el CDAN, en el que el propio continente de Moneo desprende valor. Están esperándonos para contarnos nuestra propia historia. Con mucha verdad.

Etiquetas