Opinión

editorial

La normalidad de Biescas

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 05/06/2021 A LAS 00:05
RV: BIESCAS. Primer dia de Feria de la Primavera [[[DDA CORRESPONSALES]]][[[DDAARCHIVO]]] Fecha: 11/05/2019 Propietario: (DDA) CORRESPONSALES Autor: PORTELLA, MERCEDES (DDA) descri: Feria de la Primavera en Biescas.
Feria de la Primavera de Biescas
Mercedes Portella

LA NORMALIDAD de Biescas se corresponde con el aforismo del roce que hace el cariño. No es una villa para pandemia, aunque la haya sufrido, como todos, y de qué manera. Es una población extraordinariamente viva, que trabaja cotidianamente, que recibe con extraordinaria hospitalidad a los visitantes que acuden dispuestos a disfrutar de la belleza de sus calles y de su entorno, sensible al teatro del que ya hay sed con su muestra de teatro amateur, que goza de sus fiestas con intensidad y de las noches misteriosas de verano con sus rutas, que erige el Pablo Neruda en un templo de la palabra para debatir y para aprender, que cuida de sus campos y de sus ganados porque en ellos está su sustento y nuestro deleite, que acoge con la amabilidad de su reputada hostelería y con la sonrisa de sus comercios de proximidad. Pero es, además, un emblema de la calidad ferial en nuestra comunidad autónoma por la imponente de Otoño en la que todo un pueblo se convierte en recinto por el que callejean miles de turistas, y desde hace años por la de Primavera que a través de la policromía y los aromas nos recuerda la trascedencia para nuestro ánimo de excitar los sentidos con las mejores manifestaciones que nos da el reino floral.

La Feria de la Primavera de Biescas sale hoy a la calle y, con su inauguración, sentimos todos los que amamos a la villa que el motor del retorno a la normalidad vuelve a carburar. Que, con la adaptación a las circunstancias, en realidad vamos a ser tan responsables como siempre, pero dentro del marco establecido también nos vamos a sumergir en los anhelos ineludibles de las personas de encontrarnos, codo con codo, sin abrazos físicos pero con unos lazos emocionales más reforzados si cabe. Necesitábamos que Biescas diera este banderazo de salida a la vida.

Etiquetas