Opinión

Editorial

Castillo de Montearagón y Javier Tomeo

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 07/06/2021 A LAS 00:05
Plaza de Quicena.Festival jota escuela de Santa Cecilia./ 5-6-2021 / Foto Rafael Gobantes[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Actuación de la Agrupación Folklórica Santa Cecilia en Quicena con motivo del Día de Montearagón
Rafael Gobantes

EL PARQUE JAVIER TOMEO fue el escenario fabuloso para celebrar el Día del Castillo de Montearagón, ante la imposibilidad de acudir a una fortaleza cuyas obras son una esperanza y los andamios un símbolo de que esta tierra reacciona ante el inquietante estado de una imagen icónica de Quicena, de Huesca y del Alto Aragón. Se nos ocurre que, en la futura inauguración del baluarte, una interpretación del Castillo de la Carta Cifrada del genial escritor constituiría la representación del abrazo entre el pasado glorioso del castillo-abadía y el futuro a salvo de los escombros, las inestabilidades, las ruinas y el abandono al que ha estado sometido durante una larguísima noche de los tiempos. Contribuiría, además, al orgullo de la creación literaria fundamento de la expresión teatral ya avanzada como tributo a Tomeo por Kike Lera y, de paso, quizás conseguiríamos descifrar la misiva que el marqués protagonista confió a la ininteligibilidad para preservar de todo riesgo.

Más allá de este juego y a la espera de que las obras nos conduzcan durante catorce meses al esplendor del fortín, hacen bien las autoridades, los Amigos del Castillo y otros voluntarios que deberían añadirse a la buena causa en programar un plan de fomento turístico y cultural que ya prevé mejorar los accesos a este maravilloso interno, habilitar un centro de atención a visitantes y otras infraestructuras de aparcamiento y aseos para acomodar, junto a otros servicios posteriores para darle la vida que merece, el disfrute de uno de los lugares con mayor contenido histórico de nuestra provincia y singularmente de la capital y su comarca. El antaño panteón real exige una dignificación porque, en las condiciones adecuadas, debe ser un motor de atracción de turistas puntero en esa ruta de fortalezas magníficas de nuestra tierra.

Etiquetas