Opinión

Editorial

El turismo accesible

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 20/06/2021 A LAS 00:05
Turistas en Jaca el sábado
Turistas en Jaca
Ricardo Grasa

UN DESTINO del nivel de Jaca dispone de una situación de privilegio para establecer tendencias dentro del sector. Por su propia dimensión y por la reputación de calidad turística, cualquiera de sus iniciativas propaga un eco que adquiere una gran influencia. El Ayuntamiento jaqués ha anunciado el impulso de rutas naturales accesibles para las personas con discapacidad, dentro de la propia ciudad y su entorno, lo que a la par tiene más complejidad y puede arrojar unos rendimientos extraordinarios. Esta modalidad de visitantes representa una gran oportunidad en diferentes sentidos: en primer lugar, que no es cuestión baladí, por la pátina moral que ofrece a un territorio o un municipio; segundo, por la extensión de la cultura de la diversidad que favorece la convivencia y la comprensión de todas las dimensiones vitales, lo que redunda pedagógicamente en las generaciones más tiernas;y, tercero, porque los estudios constatan que el turismo de un ciudadano con dependencia o movilidad reducida multiplican los ingresos de los establecimientos de hostelería, comercio y servicios.

Sería injusto no reconocer que, después de aquella iniciativa pionera capitaneada por Joaquín Serrano y Fundesa en la Sierra de Guara, se han sucedido algunas acciones meritorias por parte de diferentes instituciones de distintos ámbitos. Y, sin embargo, el sector tiene motivos sobrados para demandar una verdadera planificación estratégica que favorezca la normalización en el ocio hasta los límites de lo imposible. Primero, porque es un derecho de las personas con discapacidad. Segundo, porque el interés es la mejor argamasa para proyectar esfuerzos estructurales y sostenibles. Jaca puede ser un hito.

Etiquetas