Opinión

Editorial

Las mascarillas, otra vez al centro

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 22/06/2021 A LAS 00:05
Desde el sábado dejará de ser obligatorio el uso de las mascarillas al aire libre.
Desde el sábado dejará de ser obligatorio el uso de las mascarillas al aire libre.
EFE

CUANDO los libros de historia recuerden los tiempos que vivimos, ilustrarán sin lugar a dudas los textos con el elemento visual más diferencial. Podría haber sido la fila de féretros que en los primeros momentos se acumularon en pabellones habilitados como morgue. O también los enfermos intubados en las UCI. O las desinfecciones de los contenedores y las calles. O los establecimientos cerrados. Y, sin embargo, el icono de la pandemia por coronavirus de 2020 y 2021 es la mascarilla. Acapara un enorme simbolismo: por un lado, la protección de las personas frente al virus; por otro, no menos importante, la desorientación en la toma de decisiones que provocó durante muchas semanas el desasosiego de los ciudadanos. No faltaban motivos. Durante setenta días, asistimos a las maniobras de la confusión, con la confesión posterior del doctor Simón de que obedecían a la falta de suministro en el origen y al desconocimiento real sobre su efecto después, hasta que pasaron al rango de obligatorias so pena de sanción incluida.

En esta fase que presuponemos final de la crisis sanitaria, el anuncio del presidente del Gobierno de que el día 26 dejarán de ser perentorias en espacios abiertos ha sido acogido entre la esperanza, la desconfianza y hasta las críticas desde profesionales sanitarios hasta científicos, quizás por el miedo que guarda la viña y por el recelo respecto a la responsabilidad individual. Y, sin embargo, éste último aspecto nos permitirá reforzar nuestra condición de personas con capacidad de control volitivo, porque no en vano es fundamental mientras avanza el proceso de vacunación, ahora sí con un paso más firme. Y, de paso, se constatará si somos merecedores colectivamente de la credibilidad que se supone al buen ciudadano. La prudencia y la prevención siguen aplicando.

Etiquetas