Opinión

Opinión

La unión de las estaciones

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 27/09/2021 A LAS 08:30
Estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa
Estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa
Aramón

ARAGÓN va a solicitar 49 millones de euros de los fondos de recuperación de la Unión Europea para llevar a cabo uno de los proyectos soñados por muchos en esta provincia: la unión de las estaciones de esquí del Pirineo, de los valles del Aragón y Tena. Por un lado, se unirían los dominios de Candanchú con Astún y, después, con Formigal-Panticosa, con el objetivo de conseguir un gran dominio esquiable para competir con los mejores de Europa.

No obstante, todo pasa por la aceptación del proyecto en Europa, como otros grandes muchos planes cuya ejecución depende de estos fondos. Si salen todos adelante o no, habrá que verlo, pero en este tiempo al menos estamos viendo cuáles son los sueños o lo que los dirigentes creen que se tendría que acometer, como el plan turístico para la capital oscense. Son ideas que rondan durante años, que a temporadas protagonizan titulares y que después la realidad o la voluntad política van desmontando. Así sucedió con la unión de las estaciones de la que se habló mucho hace una década y que después quedó en suspenso, aunque nunca se ha olvidado. Ahora, se vuelve a poner sobre la mesa, en un momento en el que se ha reivindicado en la calle un plan integral de la nieve.

Diversas instituciones y entidades apuestan por esta unión como desarrollo futuro del sector y optarán a fondos, como informó Heraldo de Aragón. Y así, partidos políticos como el PP o Cs, mostraron su apoyo a esta iniciativa de captar fondos europeos para desarrollar el proyecto. Por el contrario, CHA -integrante del gobierno autonómico- se mantuvo en su línea porque cree que “es un modelo abocado al fracaso”, aunque admite que es un sector estratégico. Como tantos otros proyectos sobre el papel, habrá que ver si llegan los fondos o se quedan en el cajón. 

Etiquetas