Opinión

Opinión

Un récord indeseado

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 30/09/2021 A LAS 00:05
Helicóptero de la Guardia Civil
Helicóptero de la Guardia Civil
Guardia Civil

Los rescates en montaña han batido un récord este verano, con 319 intervenciones y 11 fallecidos. El lleno en el Pirineo se ha reflejado en el sector hostelero y también, pero en sentido negativo, en la cifra de personas auxiliadas, con un total de 442. La iniciación de un notable número de personas en la montaña ha sido una de las causas, según explican los responsables de los grupos de rescate de la Guardia Civil de Huesca.

Más del 50 % de las evacuaciones han sido de senderistas, modalidad en la que se inician los noveles. Y, claro, muchos ya que estaban en el valle de Benasque y, puestos a elegir, pues al pico más alto: el Aneto, de 3.404 metros de altitud. En un solo día, la Guardia Civil auxilió a nueve personas en el glaciar de esta cumbre, que no se encuentra en las mejores condiciones; sobre todo, si se sube en zapatillas, pantalón corto y sin el material fundamental como los crampones y el piolet. Suena repetitivo hablar de que la gente sale a la montaña en zapatillas. Pero, por desgracia, sigue siendo real.

Aunque la práctica del senderismo sea más sencilla, no significa que el rescate también, porque los ha habido muy complicados. En jornadas con varias salidas, además de que pueden coincidir en el tiempo, los especialistas acusan el agotamiento, a pesar de que están totalmente entrenados. La media diaria fue de cuatro rescates en agosto, un mes en el que hubo jornadas con 12 intervenciones.

De nuevo, es necesario hacer un llamamiento a la prudencia y a adoptar las máximas medidas de seguridad antes de salir a la montaña. Conocer la previsión meteorológica y llevar el material adecuado son dos de las precauciones básicas, que no siempre se adoptan. Que podamos olvidar este indeseable récord, pero no su lección.

Etiquetas