Opinión

Opinión

Vuelta a la universidad

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 26/10/2021 A LAS 00:05
Universidad de Zaragoza, Campus de Huesca
Universidad de Zaragoza, Campus de Huesca
Pablo Segura

LA UNIVERSIDAD de Zaragoza y la Universidad San Jorge han recuperado la presencialidad en las aulas tras constatarse que los datos sanitarios han mejorado. Con esta decisión adoptada ayer, se vuelve a la normalidad, ya que en este inicio de curso todavía estaba el aforo al 50 % y con distancias de entre 1,2 y 1,5 metros, según el espacio. Es esa normalidad que algunos empiezan a conocer en su segundo curso; o la que perdieron los que empezaron hace dos años, están en tercero y si se descuidan, acaban. Ahora, podrán encontrarse en clase con sus compañeros de una forma más natural.

Con la última flexibilización de las medidas, se pueden completar los aforos, usar las barras de los bares y las pistas de baile. Algunos estudiantes se habrán encontrado allí el pasado fin de semana y ahora lo podrán hacer también el campus.

La experiencia de la universidad va mucho más allá de seguir unos estudios y de conseguir una titulación, es encontrar a otros jóvenes afines con los que compartir momentos de estudio, intercambiar ideas para sacar proyectos comunes y, sobre todo, sumar muchas vivencias juntos (también en las pistas de baile). Es una etapa vital demasiado relevante como para saltársela, y ya se la han perdido bastante.

Pasadas las fechas del Pilar y siempre con la vista puesta en los datos, los estudiantes pueden volver a las aulas. Seguirán de cerca la evolución por si hubiera que adaptar otras medidas, pero ahora los alumnos vuelven a ocupar las aulas. Las clases no presenciales podrán mantenerse o ser útiles para determinadas circunstancias, pero es importante el retorno a las clases tanto para el aprendizaje y desarrollo del estudiante como para la ciudad. La vida en el campus es vida en la capital oscense.

Etiquetas