Opinión

editorial

Nueva puerta al Parque Nacional

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 08/11/2021 A LAS 00:05
Terreno donde se creará el Centro.
Terreno donde se creará el Centro.
S. E.

LAS OBRAS para la construcción del Centro de Visitantes de Escalona, puerta de entrada para los sectores de Añisclo, Escuaín y Pineta del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, ya han comenzado. Veinte años después de que se planteara y tras un proyecto redimensionado para que sea más sostenible, las máquinas han entrado y ya se está excavando en el terreno. Quedan por delante 24 meses para estrenar un espacio que da respuesta a una reivindicación histórica.

Las obras, que en sí mismas transmiten un aire de futuro y prosperidad cuando están en marcha y de crisis cuando se paralizan, se convierten en esta comarca de Sobrarbe en un símbolo de futuro que, sin duda, contribuirá a desarrollar dos áreas muy despobladas, en torno a los dos sectores centrales. En estos pequeños núcleos de los muchos de sus vecinos tuvieron que marchar décadas atrás, se abren ahora más posibilidades de futuro en torno al turismo.

El paisaje siempre ha estado allí pero, sin duda, el centro de visitantes servirá de polo de atracción. Los cañones de Añisclo o las gargantas de Escuaín son más impresionantes, si cabe, cuando se explican y se conocen de otra manera. Aunque ahora ya existen puntos de información, solo la existencia de unos servicios contribuirá a derivar a más visitantes a estos sectores. Es más necesario que nunca, después de que hayamos asistido en los últimos meses a los cierres del sector Ordesa por alcanzar el aforo máximo de 1.800 visitantes. Esta es la visita obligada para que el que llega por primera vez, porque es la zona que antes se protegió hace más de cien años, y que le da nombre. Pero adentrarse por los otros tres sectores del Parque Nacional también es obligatorio y, con el Centro de Visitantes, la experiencia será mejor.

Etiquetas