Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

El benasqués está contaminado

Por
  • José Sanmartín Sopena, Profesor de IES (jubilado) Benasque (Huesca)
OPINIÓNACTUALIZADA 08/12/2021 A LAS 00:05
Ambiente en la calle Mayor de Benasque.
Ambiente en la calle Mayor de Benasque.
E.F.

En Benasque hablamos el benasqués, una lengua dulce, suave y milenaria que sigue vigente a pesar de todos los pesares. Solamente se habla benasqués en Benasque, Cerler, Anciles, Eriste y Sahún. En los demás pueblos de la zona se habla el patués (en sus otras variedades).

En Benasque se convocan, normalmente cada dos años, concursos de narrativa y poesía en patués.

¿No deberían ser concursos de narrativa y poesía en benasqués?  Creo que aquí debemos defender nuestra lengua (el benasqués) y dejar para otros ayuntamientos las otras variedades del patués. Eso evitaría mezclas indeseables de las distintas variedades del patués.

Para juzgar esos concursos de benasqués, deberían elegirse personas que hablen nuestra lengua desde niños. Hay filólogos en el valle que, probablemente, hablen benasqués. No sirven los que hablan otras variedades del patués, ni tampoco los de aquí que estén contaminados por ellas (que también los hay).

Yo he conocido en esos concursos, catedráticos de Oviedo, Valencia y Zaragoza. No pongo en duda ni sus conocimientos, ni sus méritos, ni sus títulos. Si debo decir que todos ellos, en materia de benasqués estaban más verdes que una lechuga, es decir: que no tenían ni idea del benasqués oral ni del escrito. ¿Por qué acudían a ser jurados de estos concursos?. ¿Era para darles prestigio o para todo lo contrario?. ¿Cómo se atrevían a juzgar una lengua que desconocen?.

Con el benasqués se han cometido muchos y muy graves errores y ahora nos encontramos con que tenemos un benasqués muy contaminado, por las otras dos variedades del patués. Esto afecta no solamente a la gente, en general, también a titulados e incluso a filólogos (que se creen que dominan el benasqués, pero no es así).

Palabras como: pedras, churiol, naltres, baltres, al prinsipe, patimén, sentimén, etc. no son palabras benasquesas. Aquí diríamos: pèdres, chulio, nusaltros, busaltros, al comensá (o al encomensá), el nuestro patí, el nuestra sentí, etc.

Hay que aceptar, cuanto antes, que se ha cometido errores graves al mezclar las tres variedades del patués. Impartir clases en Benasque, Cerler, Anciles, Eriste y Sahún del patués que hablan en la zona de Laspaúles ha sido un ataque atómico contra el benasqués.

Esto que acabo de decir lo saben todos, pero nadie dice nada, todos callan, por lo tanto son culpables de lo ocurrido, por omisión.

¿Cómo se arreglará ahora este desbarajuste?. Se tardará muchos años en conseguir purificar el benasqués. Se requerirán profesores de benasqués que sean de aquí (y no de allá) que lo hablen desde niños y que estén dispuestos a trabajar mucho para que el benasqués vuelva a ser lo que era y quede libre de contaminaciones.

Deberán cuidarse mucho las vocales abiertas, tanto al hablar benasqués como al escribirlo. Eso es una seña de identidad muy importante, que no se debe olvidar, ni se puede perder.

Será necesario recuperar y recopilar (rescatar) miles de palabras del benasqués que ya no se usan y que tampoco están en el “Diccionario del benasqués” de Ballarín Cornel, de 1978.

Sería deseable, pero muy difícil de conseguir, elaborar un nuevo diccionario del benasqués, con unas 10.000 ó 12.000 palabras. Este nuevo volumen debería contener todo lo bueno del anterior, las palabras que se dejó de poner Ballarín y las palabras antiguas que ya no se usan.

Ese nuevo diccionario del benasqués sería una obra ingente, que debería dejar claras muchas cosas:

-Que el benasqués es una lengua (no un dialecto).

-Que no se deriva del francés ni del catalán (mucho menos del valenciano o mallorquín).

-Que no todo el benasqués se deriva del latín.

-Que probablemente el benasqués tenga más palabras derivadas del árabe que del latín.

-Que el llamado patués no es una lengua unificada (ni se puede unificar).

-Que hay tres variedades del patués.

-Que el benasqués es el patués de Benasque (como ya dijo Ballarín Cornel).

La protección de las lenguas vernáculas del Pirineo es una necesidad imperiosa. Son joyas que nos legaron los antepasados. Todas son importantes, todas son joyas, pero el benasqués es, sin ninguna duda, un diamante (la más valiosa).

Si no fuese un diamante ya habrían acabado con ella, teniendo en cuenta los ataques recibidos.

A los que aprendimos benasqués desde la niñez y lo seguimos hablando nos llaman algunos, con menosprecio y desdén “hablantes patrimoniales”. Pueden llamarnos así o buscar otros epítetos más o menos rimbombantes pero, no olviden una cosa: nosotros hablamos bien el benasqués y Uds. (a pesar de sus muchos títulos y honores) no lo saben hablar.

Se intenta, desde hace años, conseguir un aragonés general y común para todo Aragón. Quieren un aragonés culto (de paso nos llaman incultos a quienes hablamos lenguas vernáculas). Olvidan algo importante: que hay personas que viven en el Pirineo y hablan alguna lengua vernácula que tienen más experiencia, más conocimientos e incluso más títulos superiores que ellos y que han hecho por Aragón y por España mucho más que ellos. Han obtenido lo que tienen con sacrificio y en forma legal. No han necesitado organismos endogámicos para encontrar trabajo, ni les ha tocado nada en la tómbola, ni han entrado en ningún sitio a dedo, ni han tenido que decir amén, durante años, a un superior para conseguir plaza. Generalizar supone siempre equivocarse. La soberbia, de tener un buen puesto de trabajo fijo, tampoco lleva muy lejos (eso puede acabarse al dar la vuelta a la tortilla y deberían recordarlo quienes se sientan aquí aludidos).

Estamos esperando, atentos, que consigan esa tan deseada lengua aragonesa. Si la hacen bien, sin tocar, ni perjudicar, ni alterar, nuestras lenguas vernáculas, seguramente la aceptaremos y con el tiempo la utilizaremos. Si reinciden en otro fiasco como con el llamado aragonés normalizado (que no era ni una cosa ni la otra), me temo que tendrán problemas graves para que sea aceptado. Si es algo impuesto el fracaso estará ya servido de antemano.

En todo caso, aquí en Benasque, Anciles, Cerler, Eriste y Sahún, los incultos que hablamos benasqués, los que somos hablantes patrimoniales, y todo lo que nos quieran llamar, resistimos, igual que resiste nuestra lengua: el benasqués. 

Etiquetas