Opinión

editorial

Ordesa, con perros

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 10/12/2021 A LAS 00:05
Valle de Ordesa
Valle de Ordesa
Jesús Alenda

EL PATRONATO del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha votado ya por segunda vez: los perros podrán seguir entrando en el espacio protegido. Los dueños tienen libertad para llevarlos, pero su responsabilidad es que vayan atados como hasta ahora. Pero como esto último no siempre se cumplía, la convivencia con el ganado que pasta en el área desde tiempos inmemorables así como las molestias que pudieran causar los perros a la fauna silvestre hicieron que se pusiera el tema sobre la mesa. Es la segunda vez que se vota y el resultado ha sido el mismo, por lo que poco más hay que decir. A partir de aquí, hay que cumplir las normas para garantizar la convivencia.

Los visitantes pueden acudir con sus perros a disfrutar del espacio, pero es imprescindible que vayan atados. Con esta simple norma, se evitará, por ejemplo, que las vacas se asusten, especialmente en épocas de cría, cuando se muestran más recelosas.

En un momento en el que se tramita la Ley de Protección Animal para garantizar los derechos de los animales y en el que se intenta adaptar muchos espacios para las mascotas, resultaría extraño limitarles la entrada a un espacio abierto. Abierto, sí, pero protegido, por lo que es importante que como las personas, los animales cumplan una serie de normas precisamente para garantizar la conservación del medio, y esto implica asegurar la convivencia con el ganado, con la fauna silvestre y con otros visitantes.

Existen muchas zonas de esparcimiento habilitadas y mucho monte sin proteger, como para que sea necesario que en el Parque Nacional de Ordesa campen a sus anchas. Lo importante es que no se va a prohibir la entrada y que los dueños podrán seguir acudiendo al espacio con sus perros. Eso sí, atados.

Etiquetas