Opinión

editorial

La defensa del autogobierno

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 02/01/2022 A LAS 00:05
El presidente aragonés durante su discurso de Año Nuevo.
El presidente aragonés durante su discurso de Año Nuevo.
G. A.

EL PRESIDENTE DE ARAGÓN, Javier Lambán, ha reivindicado el autogobierno que ha permitido un cambio “espectacular” justo en el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía que, a su juicio, ha permitido a la comunidad la gestión de su propio destino y convertirla en una región capaz de desarrollar plenamente sus potencialidades y anhelos. En su discurso, ha ensalzado en varios momentos la importancia del Estatuto, del que ha llegado a decir que su uso ha permitido mejorar aspectos como el paro y que es nexo de unión entre los cuatro partidos. Pero, al mismo tiempo, ha reivindicado la importancia de pertenecer a una nación que es España y se ha declarado defensor de la Constitución y de las instituciones que ha encarnan, empezando por el Rey Felipe VI. No solo es pertinente esta manifestación sino también necesaria en unos momentos en los que, como ha apuntado, preocupan los intentos de acabar con la Constitución. La Carta Magna ha dejado los mejores 43 años de nuestra historia y este mensaje es bueno que se escuche más allá del discurso del Rey en Nochebuena, con el que se podía encontrar alguna otra similitud al mencionar los tiempos de incertidumbre pero también de oportunidades.

Lambán ha comenzado hablando de la pandemia, con un mensaje de apoyo a las víctimas y lamentando las repercusiones de las medidas, con la confianza en la sanidad y apelando a la responsabilidad, pero sin muchas más soluciones en un día, el 31, en el que se batió récord de contagios en la región. Por ello, quizá ha habido puntos que han sonado autocomplacientes como lo relativo al escaso paro o la baja tasa de pobreza. Sin embargo, aunque sin perder de vista la realidad, es importante resaltar que somos líderes en algunos sectores económicos, un ejemplo de tercer sector, que hay mucho talento aragonés… Es necesario valorar, pero también apoyar, a los aragoneses y ensalzar el orgullo de pertenencia.

Etiquetas