Opinión

EDITORIAL

El año de la hostelería

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 03/01/2022 A LAS 00:05
ambiente tarde de nochevieja 
 foto pablo segura 

 31 - 12 - 21
foto pablo segura
Ambiente en la plaza de López Allué el último día del año.
Pablo Segura

EL SECTOR hostelero de la provincia ha cerrado el que considera “uno de los peores años” con un remate final: el cierre del ocio nocturno a las 2:00 en Nochevieja, una medida tomada en vísperas que impidió las ganancias por la venta de entradas y, como consecuencia, por consumiciones. Este “broche de oro” es representativo de la situación que ha vivido el sector este pasado año, en el que se ha tenido que adaptar en muchas ocasiones a los cambios. Aragón ha alcanzado acuerdos para esta ocasión con Navarra, País Vasco, La Rioja, Cantabria y Asturias para limitar horarios y comensales en hostelería, restauración y el ocio nocturno. De esta forma, todas reforzaban sus decisiones en un momento crítico tanto por las fechas como por la situación epidemiológica y daban una respuesta unánime a la situación, también tantas veces repetida, por la falta de iniciativa del Gobierno central de marcar unas normas comunes en España.

Esta es una de las situaciones de las que se queja el sector hostelero así como de las ayudas, pero también es un ámbito con una casuística muy dispar, ya que mientras los horarios es lo que más afecta al ocio nocturno, para los bares es la imposibilidad del uso de la barra. Con todo, hay problemas para todos iguales como la falta de personal, por lo que para el nuevo año creen que se tiene que trabajar en la formación. Como todos los sectores económicos, además de las medidas han padecido la subida de los precios de materias primas o de la luz. Con todo, miran al futuro con optimismo y estos problemas detectados se tienen que convertir en oportunidades, pero para ello el entorno también tiene que ayudar, tanto las administraciones como los ciudadanos. La hostelería da trabajo y vida a nuestras calles.

Etiquetas