Opinión

Opinión

Garzón sigue

Por
  • Fermín Bocos
OPINIÓNACTUALIZADA 08/01/2022 A LAS 00:05
Alberto Garzón, en el vídeo difundido en redes sociales.
Alberto Garzón, en el vídeo difundido en redes sociales.
S. E.

SE CUMPLEN estos días dos años del gobierno de coalición que preside Pedro Sánchez. El “Gobierno Frankenstein”, según el decir del malogrado Alfredo Pérez Rubalcaba, pecha desde sus orígenes con las contradicciones que se derivan de estar compuesto por dos partidos -el PSOE y el PCE- que históricamente fueron enemigos declarados y por Podemos, un movimiento de raíces post comunistas que tras la renuncia de su líder Pablo Iglesias parece haber entrado en un etapa de desconcierto pues ni ha conseguido consolidarse orgánicamente ni tiene implantación más allá de las zonas urbanas .

La argamasa que mantiene unido al Gobierno es un pacto que beneficia por igual a las partes. Garantiza la continuidad de Pedro Sánchez pese a tener el PSOE su menor representación parlamentaria y mantiene en el poder y en su área de beneficios al PCE y a Podemos a pesar de la pérdida de apoyo popular que apuntan todas las encuestas. Pérdida que se reflejó de manera significativa el 4 de Mayo en Madrid con la derrota de provocó la retirada de Pablo Iglesias. La coalición se ha convertido en un salvavidas político para Podemos al tiempo que garantiza la navegación a velocidad de crucero de Pedro Sánchez. Es una sociedad de socorros mutuos.

En ese escenario nadie debería esperar que Pedro Sánchez destituya al ministro Alberto Garzón por las pérdidas que acarrearán unas declaraciones a “The Guardian” en las que señalaba que hay mega granjas españolas que exportan carne de mala calidad procedente de animales maltratados. El daño es un hecho a considerar puesto que el Reino Unido es el principal importador de nuestros productos cárnicos. Es una actividad que representa el 22% del sector alimentario, con una cifra de negocio de 27.000 millones de euros que proporciona empleo directo a 100.000 personas. En otro país y con otro gobierno el ministro Garzón habría rectificado y pedido disculpas. Aquí, ni es probable que suceda ni que vaya a ser destituido. Sánchez necesita los 35 diputados de Podemos y Podemos necesita a Sánchez. Así que esperaran a que escampe y Garzón seguirá con sus “garzonadas”. l

Etiquetas