Opinión

Opinión

Pedro Sánchez, ministro de Sanidad 'bis'

Por
  • Fernando Jáuregui
OPINIÓNACTUALIZADA 12/01/2022 A LAS 00:05
La ministra de Sanidad
La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
Efe

Hay temas, sobre todo los relacionados con la sanidad, o la alimentación, sobre los que solamente deberían informar y emitir dictámenes quienes de verdad saben, los expertos. No quiere eso decir que uno, un profano en muchas cosas, no pueda emitir opiniones, y lo mismo digo de mis colegas. Pero que locutoras del corazón, o sesudos politólogos, nos digan si hay o no que vacunarse, cómo y con qué marca, o que algunos, comenzando por el señor presidente del Gobierno, que de virólogo tiene poco, se arriesguen en una entrevista a emitir un diagnóstico diciendo que la pandemia ha bajado hasta convertirse en una 'gripalización', me parece un disparate. Y conste que he tenido la oportunidad de decírselo a algún compañero, que habló de la 'histeria' de los ciudadanos con el Covid versión ómicron, en un programa de radio.

El presidente del Gobierno no puede convertirse en una suerte de Fernando Simón bis, o en un remedo del ministro/a de Sanidad, radiando cómo anda la vacunación y si es más o menos grave la nueva variante del puñetero bicho. Con razón se han encrespado los científicos. Su obligación es procurar medidas que nos defiendan del virus, que está haciendo estragos, afortunadamente menos graves en general, en la población. No puede el señor Sánchez, llevado de su deseo de transmitirnos que todo marcha sobre ruedas, meterse en esos berenjenales, que podrían conducir a la población a olvidar algunas precauciones para combatir los contagios, porque, total, una gripe es algo que todos hemos sufrido, se cura y ya. Y no es eso.

Lo mismo sea dicho sobre el ministro de Consumo, Alberto Garzón, la carne, las macro granjas o el roscón de Reyes, valga por caso. Escucho, por fin salió a los medios, al sensato ministro de Agricultura, Luis Planas, echando un cierto rapapolvo -no disimulado_al señor Garzón, que me temo que habló al 'Times' sin demasiado conocimiento de lo que es una macro granja, una explotación extensiva o intensiva. Y claro que concedo al ministro de Consumo pleno derecho a expresarse; a lo que no tiene derecho es a olvidar que es un ministro del Gobierno del Reino de España, y que, en tal condición, ni puede atacar al turismo -lo hizo--, ni a la industria juguetera, ni a los ganaderos, ni a los fabricantes de roscones. Y menos en el Times.

Si quiere usted, en este mismo marco, le hablo de la ministra de Igualdad, doña Irene Montero, y su ataque, me parece que generalizado, contra los ginecólogos, que han reaccionado con la lógica furia. Lástima que tengamos tantos desocupados okupando, valga la aparente contradicción, algunas poltronas ministeriales. Y que a veces nos aparezca un presidente-sanitario que quizá debería hablar de lo que los españoles esperamos que hable y a veces, en cambio, calla.

Ah, y, si no me engaño, me parece que el palabro 'gripalización' no existe. Aunque, al paso que vamos, quizá sea declarada 'palabra del año' por la Fundeu a finales de este 2022, que empieza más loco que las vacas locas.

Etiquetas