Opinión

EDITORIAL

Regar los Monegros

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 21/04/2022 A LAS 10:29
Parte de un trazado de la comunidad de regantes Monegros II.
Parte de un trazado de la comunidad de regantes Monegros II.
S.E.

Por fin hay avances para la construcción de la tubería de Valdurrios, una reivindicación histórica de los regantes desde hace tres décadas, que permitirá llevar agua al sur de la provincia. El Gobierno de Aragón, a través de la consejería de Agricultura, suscribirá un convenio con la Comunidad de Regantes de Montesnegros para ejecutar esta obra en la zona de Regadíos de Monegros II, tal y como se aprobó ayer en Consejo de Gobierno. Esta “obra emblemática”, como ha calificado el propio Ejecutivo autonómico, y así es como siempre se ha demandado, tendrá un coste de 51,6 millones de euros, de los que la DGA aportará 22. Con más de 20 kilómetros de longitud y hasta dos metros de diámetro, la construcción de esta infraestructura supondrá regar más de 6.000 hectáreas del sector VIII, de los términos municipales de Fraga y Peñalba, en Huesca, y Bujaraloz, ya en Zaragoza.

De hecho, incluso ya se había invertido en parte de las estructura necesaria para regar en la zona, pero faltaba el elemento fundamental: que llegara el agua. La obra, que se contemplaba ya en el Plan General de Transformación de 1986, estaba paralizada por cuestiones administrativas y ahora se desbloquea.

El Gobierno de Aragón resaltó que “supondrá un auténtico revulsivo en la zona, tanto en generación de economía endógena como en creación de empleo y oportunidades de futuro en una zona rural con alta despoblación”. En un momento en el que también se ha puesto de manifiesto la importancia del sector primario para la producción de alimento de proximidad, es relevante esta inversión que se ha saltado una generación, pero que llegará para revalorizar unas tierras y, sobre todo, asentar población. Sin duda, el agua es vida y es futuro. 

Etiquetas