Opinión

Opinión

La marcha Aspace

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 08/05/2022 A LAS 00:05
Entrega de dorsales y camisetas para la marcha.
Entrega de dorsales y camisetas para la marcha.
Pablo Segura

VUELVE LA MAREA de solidaridad, la multitudinaria Marcha Aspace que visibiliza el apoyo de la población oscense a las personas con parálisis cerebral. Una gran serpentina humana, que recorre los caminos que unen pequeñas poblaciones del entorno de Huesca, es el símbolo de que toda la sociedad camina unida en una misma dirección para conseguir logros sociales. Tras dos años de parón por la pandemia, que obligó a buscar fórmulas alternativas, miles de personas volverán a recorrer hoy 18 kilómetros como parte de un todo, de esa corriente simbólica.

La mancha -verde, en ocasión- se extenderá por los caminos creando una imagen de esperanza con las miles de personas que apuestan por contribuir a mejorar la calidad de vida de los usuarios. Dos años llevan esperando a poner en marcha su silla de ruedas para participar en la gran fiesta de la solidaridad, su fiesta, el momento en el que son protagonistas, en el que sienten el calor de sus convecinos como nunca.

Con esta cita, se obtienen fondos para realizar mejoras en sus instalaciones que les permitirán en su día a día acordarse de los momentos tan especiales que vivirán hoy y de los que pasaron ayer con la jornada lúdica en torno a la entrega de las camisetas.

Solo por la ilusión que genera, tanto en los usuarios como entre la ciudadanía, merece la pena el evento, pero sobre todo por la función que cumple para dar visibilidad y recordar, tanto a las instituciones como a la ciudadanía, la importancia de que existan mecanismos de respuesta . Hoy, ‘Ponte un 10’, con este lema, en referencia a la décima edición pero también en agradecimiento a las personas que participan en la marcha, es el momento de empezar a andar para seguir consiguiendo avances sociales.

Etiquetas