Opinión

Opinión

Rusia también es Europa

Por
  • José Sanmartín Sopena
OPINIÓNACTUALIZADA 16/05/2022 A LAS 00:05
Fotografía de los restos de un tanque hoy, camino a la localidad de Vil'khivka, en la región de Járkov (Ucrania).
Fotografía de los restos de un tanque camino a la localidad de Vil'khivka, en la región de Járkov (Ucrania).
Esteban Biba/EFE

Tenemos en Europa, ya cerca de nuestras casas, una guerra cruel que está masacrando a los ucranianos, que se alarga en el tiempo y cuyo final no se vislumbra. Toda Europa debe estar preocupada por esta guerra, que se puede ampliar a otros países y globalizarse con la intervención de la OTAN (EE.UU. incluido).

Que la OTAN se mantenga sin intervenir (en forma directa) en esa guerra, no da seguridad a los países europeos. Un proyectil que caiga en un país de la OTAN, cosa que puede suceder en forma deliberada o accidental, puede desencadenar la de San Quintín en toda Europa.

Si la única reclamación de Rusia era que Ucrania no entrase en la CE ni en la OTAN, ¿No podía haberse evitado esta guerra?

Probablemente ahora, con ya más de 75 días de guerra transcurridos, Ucrania aceptaría ser neutral, es decir, no entrar en la CE ni en la OTAN (para evitar que se masacre más su país).

¿No ha sido y es, esta guerra, un fracaso rotundo y global de la Diplomacia?

¿Hay que seguir destruyendo Ucrania?

¿Quién pagará su reconstrucción?

¿Cuándo podrán regresar los ucranianos a su país, a sus ciudades, a sus casas y a sus tareas habituales?

Me temo que muchos de ellos ya no regresarán jamás.

Hay que tener muy en cuenta que Rusia también es Europa y siempre lo será.

¿Por qué no se invita a Rusia a formar parte de la CE y de la OTAN? ¿Qué habría de malo en ello? ¿No somos vecinos?

¿Debería hacer Rusia reformas y cambios en sus sistemas de gobierno antes de ofrecerle esa oportunidad? ¿Y si estuviese de acuerdo en hacerlos?

Esta guerra no tiene sentido y hay que pararla. Como en una comunidad de vecinos, hay que dar solución a los problemas, y dejar de matar y de destruir.

Como en todas las guerras, ocurren cosas que son muy difíciles de entender. Hace unos días Rusia se quejaba de que los ucranianos (usando algunos helicópteros), habían bombardeado depósitos de combustible en suelo ruso. ¿No están ellos bombardeando y destruyendo en suelo ucraniano?

Parece ser que hay naciones que tienen más derechos que otras: ¡Yo te invado y te destruyo, pero tú no entres en mi territorio! ¿No es eso la ley del embudo?

Por lo que vemos en TV, los ucranianos están muy escasos de armamentos. Esas largas columnas de blindados se podrían fácilmente inmovilizar (habiendo minado antes las vías de comunicación y haciéndolas explotar en ambos extremos de las columnas) y luego destruir, con esas armas contra los tanques que han recibido de España, EE.UU. y otros países. Si cayesen, en combate, miles de esos tanques rusos (con lo caros que son), Rusia lo pensaría dos veces antes de exponerlos.

Los ucranianos, a estas alturas de la guerra, si tienen medios para ello, están plenamente legitimados para bombardear Moscú o cualquier otra ciudad rusa. No harían nada diferente a lo que hace ahora Rusia en Ucrania.

Esta guerra ha arrasado ya una gran parte de Ucrania, matando miles de ucranianos y haciendo huir de su tierra a millones de ellos.

Cuando Rusia se anexionó la península de Crimea, nada se hizo por evitarlo. Es probable que aquello fuese un gran error. Si entonces se hubiese actuado, probablemente ahora no se habría atrevido a invadir Ucrania. Como no se hizo nada, Rusia pensó que ahora tampoco se opondría a ello nadie. ¿Quiere invadir algún otro país? ¿Tendrá sueños imperiales? ¿Querrá invadir Europa y quedarse todo el continente?

Como es lógico, el Sr. Putin querrá terminar esa guerra apareciendo ante su pueblo como vencedor, pero me temo que no logrará los beneficios netos que espera. Rusia puede quedar, durante muchos años, aislada del mundo. Su economía puede sufrir mucho. Las grandes reservas de gas, petróleo, carbón, etc., le servirán de poco si nadie se las compra. Con el paso de los años se agotarán esas reservas y llegarán tiempos difíciles. ¿No debería destinar Rusia esas ingentes cantidades de dinero que gasta en la guerra, en mejorar la vida de sus ciudadanos? ¿Es posible vivir con pensiones de menos de 200 euros al mes? Todo esto ya lo piensan los rusos y protestan por la guerra, para ser, a veces, detenidos y encarcelados.

Los países europeos deben ayudar a Ucrania en esta guerra. Ucrania lucha por su supervivencia pero, a la vez, hace de barrera de contención. Si la guerra se limita a Ucrania, no afectará a los países de la CE, ni de la OTAN y puede quedarse en una guerra local, que no se extienda ya más.

Si en Ucrania no se frena a Rusia, puede ocurrir que se crezca y ataque a otros países limítrofes que sean de la CE o de la OTAN, con lo que la guerra se generalizaría.

Rusia ya ha amenazado con usar incluso armas nucleares, si las cosas se le ponen mal. El hecho de que tenga en sus arsenales el 45 % de todas las armas atómicas del planeta es un dato que hay que tener muy en cuenta. De todos modos, es de esperar que Rusia no inicie esa carrera que, incluso podría perder. No se sabe quiénes usarían mejor ese armamento atómico, igual algunos ni podrían usarlo (porque se lo destruirían antes). A nadie interesa que la guerra acabe siendo global y mucho menos que sea con armas nucleares. Nadie ganaría esa guerra y el planeta quedaría destrozado y en una situación que le haría retroceder y volver a la pobreza de hace 500 años.

China ni debe, ni puede, entrar en esa guerra, para ayudar a Rusia. Si lo hace, perderá mercado en la mayoría de países del mundo y su gigantesca economía se resentirá mucho. Los chinos son gente inteligente y saben muy bien lo que deben o no deben hacer.

Esta guerra es innecesaria y equivocada. ¿Quién puede explicárselo al Sr. Putin?. Es urgente que ambas partes se entiendan y se pare la guerra. Millones de personas lo estamos deseando. 

Etiquetas