Opinión

eDITORIAL

La apuesta por la trufa

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 03/06/2022 A LAS 10:45
La II Feria de la Trufa de Graus contó con una demostración canina de búsqueda de trufa.
Demostración canina de búsqueda de trufa.
Elena Fortuño

Aragón mantiene su apuesta por aprovechar los recursos naturales que brindan determinadas zonas y poner en valor un producto, la trufa, para cuyo cultivo la comunidad presenta unas condiciones excelentes. Como parte de un proyecto europeo, el H2020 Intact, impulsado por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (Cita), una veintena de truferos e investigadores italianos procedentes de Siena (Italia) han recorrido la comunidad para conocer diferentes experiencias. Tras visitar iniciativas en las provincias de Zaragoza y Teruel, llegaron a la Ribagorza, donde conocieron la experiencia de la empresa Aragotruf, que forma parte del proyecto, y el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (Ciet), que la Diputación Provincial de Huesca tiene en Graus.

Es curioso cómo se aprecian notables diferencias en la manera de mirar la trufa. Mientras aquí se cultiva de una forma muy especializada, según los expertos, y casi en exclusiva con la encina, en Italia cuidan otras trufas, como la blanca, y también con otros árboles. Al margen de estas consideraciones, es importante que se realicen este tipo de programas para favorecer el intercambio de conocimiento, mejorar los resultados e incentivar también el cultivo de la trufa al escuchar la experiencia de un país con tradición trufera en el campo y en la mesa. En la provincia de Huesca, se lleva años trabajando para aumentar las plantaciones que, al mismo tiempo, contribuyen a la fijación de población en el medio rural. En paralelo, también se dedican esfuerzos a la divulgación para que llegue de manera natural a nuestras mesas. Trabajar en innovación agroalimentaria es fundamental en esta provincia. 

Etiquetas