Opinión

Opinión

Benasque y su futuro

Por
  • José Sanmartín Sopena (Profesor jubilado del IES de Benasque)
OPINIÓNACTUALIZADA 06/06/2022 A LAS 00:00
La localidad de Benasque amaneció ayer con 20 centímetros de espesor.
La localidad de Benasque bajo la nieve de la borrasca Arwen el pasado invierno.
Elena Fortuño

La estación de esquí alpino de Cerler parece consolidada, con sus 50 años de antigüedad, si los socios mayoritarios (DGA e Ibercaja) no se cansan de apoyarla. Obviamente, falta un teleférico Benasque-Cerler, de gran capacidad, para evitar los habituales atascos que se producen en la carretera: coches sin las ruedas adecuadas, sin cadenas, viajeros que no saben poner las cadenas. Muchos días, con nevadas, se produce el caos en la carretera y se tarda más de una hora en subir a Cerler. Se nos dice ahora (comienzos del 2022). que esa instalación es ya inminente (sería bueno que se pudiese inaugurar ya, a final de este año).

De ese teleférico, ya hablaban, en los años 1969/70, los dirigentes de la futura estación y tenían muy claro que tardaría muchos años en ser instalado, por una razón muy sencilla: si se instalaba teleférico no se venderían terrenos para edificar en la urbanización de Cerler (o se tardaría mucho más tiempo en venderlos).

El proyecto de la estación de esquí de Cerler estaba basado en la reventa de los terrenos urbanizados. Probablemente se excedieron en la extensión de la urbanización ya que, incluso ahora, en el 2022, quedan parcelas sin vender y trabajos por hacer para completarla. Dicen algunos, que hubo un acuerdo para devolver a los vendedores de los terrenos un 10% de lo urbanizado que, según parece, no se ha cumplido. Si eso ha sido así, no es extraño que en Cerler haya gente muy cabreada (y razones tienen, para ello). La ampliación de esa estación hacia el valle de Castanesa es probable que tenga que basarse en lo mismo: vender parcelas urbanizadas en las zonas de salida de los remontes. Si no se plantea en ese sentido, es posible que la ampliación sea muy limitada.

Yo estoy de acuerdo en que la estación de Cerler se amplíe hacia Castanesa. Los habitantes de esas zonas también tienen derecho al mismo progreso y cambio de vida habido en Benasque-Cerler. No entiendo las razones por las que no se ha ampliado hacia Ardonés (esa zona estaba incluida en el proyecto de la estación, desde sus inicios, cuando se declaró de Interés Nacional, en 1965). Si alguien se opone ahora a las ampliaciones, no se le debe hacer ni caso y menos si no vive aquí.

En Cerler, entre 1965 y 1969, se compraron las fincas para la futura urbanización a 3 pesetas el metro cuadrado. Algunos (pocos) propietarios se resistieron a vender, pero todo se solucionó, meses después, al pagar algo más caro (así evitaron alargar los plazos, con expropiaciones). Ya en el año 1970 se vendieron las primeras parcelas (sin haberse terminado de urbanizar) a razón de 1.100 pesetas el metro cuadrado. En años posteriores el precio sería mucho mayor.

Con esa diferencia de precios se compensaron los gastos realizados: estudios iniciales, proyectos, viales, pistas de acceso, línea eléctrica, dos primeros telesillas, etc, etc. Era un proyecto infalible, si se vendían las parcelas de la urbanización inicialmente prevista.

La Estación de Esquí de Cerler se inauguró en 1971, y es el motor económico de toda la Ribagorza y sus cercanías, no puede, ni debe, quedar anclada en el pasado. La Estación de Esquí nórdico Llanos del Hospital sigue sufriendo paros y problemas por las avalanchas de nieve en sus accesos. Faltan muchas más viseras que lo eviten. El Balneario de los Baños de Benasque (que está en un lugar privilegiado) necesita una renovación o reconstrucción completa, para tener allí un centro termal de primera magnitud. Había un proyecto para traer a Benasque las aguas termales (o parte de ellas) y construir aquí un complejo.

A muchos ese proyecto les parecía poco adecuado, por las escasas dimensiones del lugar donde se pensaba ubicar (ese tipo de instalaciones necesita mucho espacio y muchas plazas para aparcar). Parece que esa idea ha quedado ya descartada y se vuelve a pensar en construir un balneario moderno en su actual ubicación. En todo caso, esas aguas termales son un activo muy importante del municipio, que no se debería desaprovechar.

Pero Benasque necesita muchas más cosas. ¿Por qué no pensar en ellas? Hacerlo es gratuito. ¿No podría salir, del mismo sitio de donde salga el teleférico a Cerler, otro teleférico Benasque-Baños de Benasque-Llanos del Hospital? Eso supondría la posibilidad de que Baños y Llanos pudiesen funcionar todo el año. Habría que resolver algún problema técnico (viento, nieve, etc.).

El eje Zaragoza-Toulouse, que sería casi 70 km más corto por Benasque, que por cualquier otro itinerario, ha quedado en el olvido. Lo mismo ocurre con el reivindicado y añorado túnel Benasque-Luchón. ¿Y si el teleférico, antes citado, se alargase hasta el Portillón y Luchón? Sería una forma de comunicarnos (no tan adecuada, barata y práctica como la carretera). ¿Por qué no se pone en valor el Valle de Estós? El más bonito y completo de los valles que tenemos en Benasque ¿ha de permanecer infrautilizado eternamente? Naturalmente habría que hablar y acordar con los vecinos propietarios (de una parte) y las instituciones públicas (de otra). Un buen hotel de montaña en el cuartel militar que se quemó no estaría nada mal, siempre que hasta allí llegase una carretera adecuada. Se hizo en el valle principal. ¿Por qué allí no?

¿Por qué no se instalan en Benasque tirolinas? ¿Qué tal una, Benasque-Mirador de San Romá? ¿0tra, Puerto de Sahún-Castejón de Sos? ¿Otra, Los Baños-Llano de Los Baños?, etc. ¿Por qué no se construye una carretera, en condiciones, en la llamada Pista del Solano que por Cerler atraviesa Labert hasta Eresué? Esta vía serviría como comunicación cuando la carretera general a Benasque quedase cortada por riadas del Ésera o de Remáscaro. Prevenir es siempre mejor que curar. Ampliar la pista y adecuarla, para que sea carretera, no es tan caro ni difícil.

¿Por qué no se hace en Benasque una Residencia de Mayores (con Centro de Día espacioso)? Los mayores se acostumbrarían a ir al Centro de Día para jugar a las cartas, hablar, discutir, comer, etc. y luego la entrada en la residencia ya no sería para ellos un acto traumático. Lo verían como una cosa normal. Que los vecinos del valle tengan que ir a parar a residencias de mayores que están a más de 150 km de distancia no es de recibo (cuando ellos desean quedarse en el valle). ¿Por qué no se hace en Benasque una Escuela de Cantería y Escultura en Piedra? Muchos jóvenes podrían quedarse en el valle, ya formados en esas materias, pensar en tener familia y asentarse aquí en forma definitiva. ¿No podrían establecerse, en el CES de Benasque, ramas de FP en esas especialidades? Acaso fuese también una forma de consolidar ese CES (que sufre falta de alumnos en algunos cursos, cuando deberían estar sus aulas a rebosar, si no estuviera sometido a grandes e interesadas discriminaciones). ¿Ocurre todo eso en el CES de Benasque por ser concertado?

No sería la primera vez que la Administración se equivoca, olvidando que un centro concertado le ahorra el costo total del edificio e instalaciones (para 1.000 alumnos, unos 6 millones de euros). Hay políticos que critican la enseñanza privada, pero llevan allí a sus hijos. ¿Demagogia barata? Benasque no debe dormirse en sus laureles. Hay que prevenir. Puede llegar un invierno sin nieve. Pueden darse, otra vez, riadas del Ésera y Ramáscaro (es un problema latente y sin resolver).

Hay que diversificar, buscar más actividades, para llenar los meses de poco turismo. ¿No se podrían organizar regatas en pantanos, descensos del Ésera, cotos de pesca, piscifactoría, etc?

Hay que olvidarse el: Benasque-pueblo y pensar en el futuro de: Benasque-ciudad.

Etiquetas