Opinión

EDITORIAL

Huesca, ciudad en bici

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 10/06/2022 A LAS 00:05
Los usuarios de coches y bicis creen que en Huesca falta conciencia para que convivan estos vehículos
Usuarios de bicicletas en Huesca.
DAA/R.G.

HUESCA es una ciudad ideal para ir en bicicleta, tanto por la distancia como por ser prácticamente llana, a excepción del casco histórico, aunque sus cuestas -con el plato pequeño, si es preciso- tampoco son insalvables. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer para mejorar la seguridad, de forma que la falta de carriles bici, hace que algunos usuarios no se sientan cómodos y renuncien a realizar sus desplazamientos en este modo. El Ayuntamiento solicitó fondos europeos para acometer un proyecto de movilidad para el que comenzará este mismo año las obras. Por el momento, se acometerán 4,3 kilómetros, con una inversión de 500.000 euros, por lo que se alcanzarán los 17 kilómetros. 

El objetivo es trazar una red de 35 kilómetros que en el futuro conecte la ciudad con sus barrios rurales. Realmente, desde estos pequeños núcleos, situados a escasa distancia, las condiciones de las carreteras obligan en ocasiones a utilizar el vehículo privado por falta de seguridad, pero permitirá a sus vecinos no depender del coche. 

Es especialmente importante para los adolescentes y jóvenes que tampoco tienen otra opción, pero sobre todo para que los que sí la tienen, puedan dejar de usar el vehículo a diario con las emisiones que genera y el gasto, en unos momentos en los que los precios de los carburantes están disparados.

Al mismo tiempo, sacarán bicicletas de las aceras a las que algunos usuarios se suben porque el peligro en la calzada es mayor; y algunos circulan a gran velocidad y crean un peligro para los viandantes. Hay que avanzar en los carriles bici, pero también en la movilidad en su conjunto y, para ello, hace falta zonas de aparcamiento y la mejora del transporte público para llegar a zonas como el casco.

Etiquetas