Opinión

Opinión

Los Pirineos brillan con luz propia

Por
  • Daniel Pérez Calvo, Carlos Carrizosa, Carlos Pérez-Nievas y José Manuel Gil
OPINIÓNACTUALIZADA 02/07/2022 A LAS 00:05
Vista de algunas montañas del Pirineo Aragonés.
Vista de algunas montañas del Pirineo Aragonés.
S.E.

Las organizaciones separatistas Asamblea Nacional Catalana, Gure Esku y Ómniun Cultural tienen previsto llevar a cabo una iniciativa este sábado 2 de julio para iluminar el Pirineo “en favor del derecho de autodeterminación de los pueblos”. Con esta acción pretenden, según afirman en la página web del evento, denunciar “las fronteras impuestas, la represión y los obstáculos antidemocráticos que pretenden impedir la materialización de la voluntad democrática de nuestros pueblos”.

Desde Ciudadanos queremos denunciar una vez más esta utilización excluyente, torticera y supremacista de una joya natural, cultural y económica como el Pirineo. Las entidades organizadoras pretenden utilizar nuestro patrimonio común para dividir y fragmentar la soberanía nacional así como para amenazar con sus ansias expansionistas a otras comunidades limítrofes.

Lo dejan claro en sus objetivos de la jornada: “en Catalunya y Euskal Herria aspiramos a la plena soberanía, a decidir libremente nuestro futuro y a hacerlo realidad”; en un nuevo intento para justificar los privilegios para sus regiones frente al resto de territorios españoles, en un claro alegato de egoísmo, exclusión y búsqueda de la desigualdad entre ciudadanos de un mismo país.

El acto del 2 de julio no deja de ser una nueva sobreactuación inútil del separatismo catalán y vasco que, no habiendo logrado sus objetivos de ruptura, ahora incluyen también a otros territorios como Navarra o Aragón, donde el sentimiento separatista es muy minoritario o directamente ni existe. Es una indudable provocación que pretende llevarse a cabo justamente en los lugares que representan la puerta de España a Europa, cuna de la civilización occidental y gran proyecto común construido sobre la destrucción provocada por el nacionalismo en la Europa del siglo XX.

Para los cuatro firmantes de este escrito, los Pirineos y todas las cimas de nuestro territorio brillan con luz propia como símbolo de unidad y hermanamiento de las cuatro comunidades que los comparten (País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña) y son parte fundamental de nuestro país, España, cuya unidad garantiza la igualdad de condiciones y aspiraciones para todos sus ciudadanos.

Por ello, mostramos nuestro rechazo total al uso de los Pirineos y nuestros espacios naturales para fines contrarios a la unidad de España y a la convivencia entre españoles, así como reiteramos nuestro firme compromiso en la defensa de la soberanía del pueblo español, el Estado democrático de Derecho, el ordenamiento constitucional y una España de ciudadanos libres e iguales.

Donde haya un ataque al Estado, a nuestra Constitución y a los derechos y libertades de todos los españoles, ahí estará Ciudadanos para denunciarlo y combatirlo. Ya lo hicimos en los tiempos más oscuros que vivimos en nuestro país con la afrenta separatista, y cuando vuelvan a intentarlo, volveremos a pararles los pies. 

Daniel Pérez Calvo, Coordinador de Ciudadanos Aragón; Carlos Carrizosa, Coordinador de Ciutadans; Carlos Pérez-Nievas, Coordinador de Ciudadanos Navarra y José Manuel Gil, Coordinador de Ciudadanos Euskadi.

Etiquetas