Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

Cuestión de prioridades

Por
  • Fernando Torres Chavarría ,Alcalde de Basbastro (Partido Popular)
OPINIÓNACTUALIZADA 16/07/2022 A LAS 00:05
Diseño del proyecto de reforma y ampliación del centro de Salud de Barbastro.
Diseño del proyecto de reforma y ampliación del centro de Salud de Barbastro.
S.E.

Ha pasado una semana desde la primera visita oficial del presidente de Aragón, Javier Lambán, al Ayuntamiento de Barbastro y, de la presentación de la ampliación y rehabilitación del Centro de Salud de Barbastro.

Una ampliación y rehabilitación que llevo/llevamos, mucho tiempo esperando.

Un centro de salud que dé respuesta a las necesidades actuales de la población, acorde al siglo XXI y con todos los avances del tiempo presente.

Un sentir unánime en Barbastro y que he vivido en primera persona como ciudadano de a pie sin ninguna responsabilidad política y, desde 2019, en condición de alcalde de mi localidad.

Es merced a esta función que me otorgaron los vecinos de Barbastro desde la que he ofrecido siempre, la máxima prioridad y colaboración para que, ese justamente demandado centro de salud, pudiera ser una realidad lo antes posible.

Para mí agilizar significa acelerar al máximo los trámites necesarios, poner facilidades, bonificar los impuestos que debe abonar el Gobierno de Aragón e, incluso, ofrecer el adelanto del dinero ante la tardanza en iniciar las obras.

Pero esa es mi percepción del concepto agilizar y de ofrecer facilidades, tendiendo la mano, sin mirar las siglas políticas del que está delante, con el único objetivo del bien común y de mejorar la vida de nuestros vecinos.

Parece que ya vemos la luz al final del túnel y eso es debido a una sociedad que sí ha demandado la máxima prioridad a este proyecto tan necesario, porque si la salud es siempre prioritaria, la situación vivida y sufrida por culpa de la pandemia, todavía la ha puesto más de manifiesto.

El Ayuntamiento de Barbastro, tras aprobación unánime, en la sesión plenaria de diciembre de 2017, cedió al Gobierno de Aragón, más de tres mil metros cuadrados de terrenos de propiedad municipal para realizar la ampliación y rehabilitación de esta importante y necesaria infraestructura sanitaria.

Un año después, diciembre de 2018, se firmó el convenio, entre el ayuntamiento de Barbastro y el Gobierno de Aragón para la cesión de los terrenos municipales.

En abril de 2021, la primera teniente de alcalde y yo mantuvimos una reunión con la consejera de Sanidad y el gerente del Salud para, por primera vez, ver y conocer el proyecto y, para ofrecer, de manera generosa y proactiva, una iniciativa que pudiera agilizar los plazos.

La iniciativa que pusimos encima de la mesa, para que fuera estudiada y valorada, hacía referencia a que el Ayuntamiento de Barbastro adelantará parte de los remanentes necesarios para iniciar las obras del Centro de Salud, sí el verdadero problema de su no ejecución, era la falta de financiación.

No obtuvimos respuesta clara a un ofrecimiento que, creo demostró, nuestro compromiso, generosidad y nulo interés político.

Es, en enero de este año 2022, cuando se registra en el consistorio, el proyecto de ampliación y rehabilitación del Centro de Salud de Barbastro y es, a partir de ese momento cuando el área de urbanismo de este ayuntamiento, le otorga la máxima prioridad y, en colaboración con los técnicos del Gobierno de Aragón, se solicitan todos los informes sectoriales necesarios para poder agilizar la tramitación.

Nuestro trabajo no queda ahí, sino que en marzo de este mismo año el equipo de gobierno del Ayuntamiento acordamos trasladar, a la Comisión de Hacienda y al pleno, la bonificación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) al 95%, el máximo permitido por la ley.

Propuesta que fue aprobada en el pleno ordinario del mes de mayo.

La prioridad del Ayuntamiento, porque así lo piden los vecinos, ha sido trabajar al máximo para que el nuevo centro de salud esté disponible lo antes posible. Siempre desde la lealtad institucional porque, resolver los problemas de los vecinos es mucho más importante que la disputa partidista, aunque ello nos haya llevado a tener que aceptar el desprecio y ninguneo al que hemos sido sometidos para presentar este proyecto en unas dependencias que no sean las del Consistorio, que ha aportado el terreno, prestado instalaciones en todo este tiempo pandémico, puesto a disposición del bien común los técnicos municipales y bonificado los impuestos.

Durante los tres años de legislatura nunca habrán encontrado en mi persona ninguna actitud censurable hacia otras instituciones porque me debo a mis vecinos, que reclaman entendimiento y soluciones.

En la pandemia hay numerosos ejemplos de ello y con la tramitación del centro de salud también.

Así que era de justicia exponer que, mientras unos realizan actos propagandistas, electoralistas y oportunistas, otro ponemos al ciudadano y no a nuestro partido en el primer lugar de las prioridades.

Ahora solo esperamos que de una vez por todas se cumplan los plazos que se han dado en los medios de comunicación y que Barbastro tenga, por fin, el Centro de Salud que merece, porque es, cuestión de prioridades.  

Etiquetas