Opinión

Opinión

Por un ¡Viva San Lorenzo! con respeto

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 03/08/2022 A LAS 00:05
No fiestas de Huesca. Colas en San Lorenzo /10-08-2021 / Foto Rafael Gobantes[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
'No fiestas' del año pasado. Este año sí se celebrarán, por fin los sanlorenzos.
Rafael Gobantes

LAS FORMAS van cambiando a lo largo de la historia, pero la necesidad de control y la violencia ejercida sobre las mujeres, lamentablemente permanece. No se puede decir que igual, no se puede decir que no se haya avanzado en los últimos años, pero sí que resulta llamativo, que la violencia machista no se consiga erradicar. Es una lacra social a la que las instituciones y la sociedad en su conjunto tienen que dar respuesta.

Ahora, la atención está puesta en el método del ‘pinchazo’, la llamada sumisión química que en pocos minutos anula la voluntad de la víctima para cometer un delito de abuso sexual, que después será más difícilmente imputable. Los sistemas se ‘sofistican’ para someter a la mujer pero, a pesar de ser más silenciosos, son igual de brutales, igual de dolorosos, porque nunca han sido los puñetazos ni las palizas lo que más ha dolido, sino la huella indeleble que deja en la víctima. La Guardia Civil investiga ahora un posible caso de ‘pinchazo’ en el Monegros Desert, que se suma a los que se han ido denunciando en España.

Hasta hace poco y, después de La Manada, la mirada de la sociedad se había puesto en las violaciones en grupo, en las que las posibilidades de escapatoria de la víctima disminuyen y se multiplican las agresiones. Ahora, los ‘pinchazos’ disminuyen la violencia previa necesaria mientras acrecientan la indefensión y la dificultad de demostrarlo si no se interviene rápido.

San Lorenzo se acerca y hay que extremar la vigilancia y la prevención, un aspecto que se ha analizado de forma concreta en la Junta de Seguridad y para el que se van a instalar puntos violetas, que funcionarán 24 horas con personal especializado. Ante esto, la sociedad solo puede lanzar un grito unánime. Por un ¡Viva San Lorenzo! con respeto y responsabilidad.

Etiquetas