Opinión

EDITORIAL

Vuelve el fantasma de Montearagón

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 31/08/2022 A LAS 00:05
Balsa de abastecimiento de agua de boca para Valdabra.
Punto de abastecimiento de agua de boca para Valdabra.
Pablo Segura

La  vuelve a poner de manifiesto los problemas del abastecimiento a la ciudad de Huesca. La falta de agua del año 2005 obligó a buscar una solución alternativa al pantano del que bebe la ciudad: el de Vadiello, donde tan solo quedan ahora 3 hectómetros cúbicos. La conexión con Valdabra, expone el alcalde de la capital, garantiza el abastecimiento. Sin embargo, 17 años después de aquella situación que puso en un brete al entonces alcalde Fernando Elboj, apenas se ha avanzado. Montearagón era el embalse llamado a abastecer la ciudad. Sigue inacabado.

Los problemas de inestabilidad del terreno paralizaron la construcción del embalse, proyectado en el año 2009 para solucionar el problema. Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) autorizó en diciembre la adjudicación por 426.968 euros del contrato para la elaboración del estudio de alternativas, los informes ambientales y la redacción del proyecto de abastecimiento de agua a Huesca desde el embalse de Montearagón. Las obras fueron declaradas de interés general del Estado y son “determinantes para asegurar el desarrollo de la ciudad, motivo por el que se ha decidido retomar el proyecto redactado en 2009”. Las obras incluyen la construcción de una conducción a presión que comunicará el embalse con una estación de agua potable. Sin embargo, esta primavera se comunicó que se iba a hacer otro estudio de la cimentación de los terrenos en los que se asienta la presa.

El alcalde, Luis Felipe, ya ha anunciado que quiere dejar resuelto este asunto en lo que queda de mandato. La cuenta atrás ha empezado y la sequía actual apremia. Cuando se tarda tanto, es normal que una nueva situación marque los tiempos. El fantasma de Montearagón vuelve. 

Etiquetas