Opinión

Opinión

Putin cumple su amenaza

Por
  • Carmen Tomás
OPINIÓNACTUALIZADA 07/09/2022 A LAS 00:10
Vladimir Putin.
Vladimir Putin.
EFE

El cierre de la llave de gas ruso a Europa era una amenaza y finalmente Putin la cumplió. El pasado miércoles hablaron de una avería, pero que en unos días volvería el suministro. Sin embargo, el pasado lunes procedieron al cierre parece que definitivo. Ahora el argumento que se esgrime desde Moscú es que no volverán a abrir el grifo hasta que Europa levante las sanciones impuestas en represalia por la invasión de Ucrania. Cierto que llevábamos tiempo con la espada sobre nuestras cabezas. También sabíamos que el gas se había convertido en un arma de guerra más. Quizás lo que se no se esperaban en Bruselas y en los gobiernos europeos es que este cierre del grifo se produciría tan pronto. Cierto que Europa se ha venido preparando, se han acumulado reservas y se han tomado medidas de ahorro. Sin embargo, será prácticamente imposible sustituir en poco tiempo la gran dependencia actual del gas procedente de Rusia.

Esta decisión de Putin revolucionó los mercados y puso en guardia a gobiernos y ciudadanos que obviamente ven con extrema preocupación lo que pueda pasar a partir de ahora con el otoño-invierno a las puertas. La principal consecuencia que vienen vaticinando los expertos es una recesión. De hecho, no pocos países están rondando decrecimientos en sus economías, mientras la inflación sigue galopando a sus anchas a lomos de la energía. En España, hace unos días, la AIReF ya avanzó que muy probablemente la economía ofreciera datos negativos para este tercer trimestre del año. A juicio de este organismo, el PIB podría caer 2 décimas y muchos economistas ya adelantan que quizá el crecimiento del año no llegue ni al 3,5% y no se recuperen los niveles prepandemia. De momento, estamos viendo datos alarmantes de caídas en el consumo, empresas que no levantan cabeza y grandes industrias que están sufriendo hasta el punto de abordar cierres de plantas.

Frente a todo esto y mientras Alemania, la gran perjudicada por el corte de gas ruso, pone encima de la mesa miles de millones para ayudar a empresas y hogares, nuestro gobierno, con el presidente a la cabeza, anda de campañas promocionales y muy preparadas se supone que para escuchar a los ciudadanos sin oír el SOS que está lanzando la gran industria, la mediana y la pequeña, el campo, la hostelería y el comercio por mencionar sólo algunos de los sectores de la economía del país. El reflejo de todo ello ya lo vemos en el paro y en el cierre de empresas. ¿Tiene el Gobierno algún plan que no sea rascar votos de cara a las elecciones de mayo? 

Etiquetas