Opinión

Opinión

Sin propuestas serias para reducir la inflación

Por
  • Carmen Tomás
OPINIÓNACTUALIZADA 14/09/2022 A LAS 00:05
Sánchez y Feijóo este martes durante su primer encuentro en el Senado.
Sánchez y Feijóo durante su primer encuentro en el Senado.
EFE

EL INE empeoró el martes el dato de inflación de cierre del mes de agosto. La subida de los precios no sólo no cede, sino que sigue su enloquecida carrera sin que el gobierno reaccione con medidas para reducirla y ayudas para familias y empresas que realmente permitan llegar a fin de mes o mantener abiertos los negocios. España sigue siendo la gran economía del euro que mayor subida de precios registra. Y todo ello mientras Hacienda recauda más de 22.200 millones a costa de la subida de los precios sin que apenas lo notemos en nuestros bolsillos.

Sí hemos tenido noticias de ideas de Perogrullo de la parte comunista del gobierno. Primero fue Yolanda Díaz y su ocurrencia de fijar precios máximos a productos esenciales de la cesta de la compra de la que ha tenido que recular por no encontrar apoyo alguno. Ahora la ocurrencia pasa por intervenir el mercado hipotecario. Se trataría de fijar un tope máximo a la cuota hipotecaria de los que tienen vigente una hipoteca referenciada al Euríbor.

Ni rastro, como le han pedido organismo internacionales y nacionales, de reducir el gasto público y ayudar más y mejor a los ciudadanos que pasan verdaderas dificultades. Como he dicho, ni siquiera piensan en deflactar la tarifa del IRPF, a pesar de que sería una medida que no aumentaría la inflación y que es de justicia. Hace unos días, en el debate protagonizado por Sánchez en el Senado, el presidente se mofó de los estudios que han detectado miles de millones de gasto público ineficiente y prescindible. Uno, por cierto, realizado por la AIReF cuando era presidente el actual ministro de Seguridad Social.

Lo tremendo es que las previsiones no apuntan, como asegura la vicepresidenta Calviño, a una bajada significativa de la inflación. Más bien, algunos organismos prestigiosos como Funcas acaban de elevar su previsión para la tasa media anual de inflación hasta el 9,1% y señalan que la tasa interanual de diciembre subiría del 7,9% al 8,6%. Mientras, la mayoría de los indicadores de coyuntura apuntan a un enfriamiento, más bien congelación, de la economía próxima a la recesión, al igual que la OCDE y otros expertos nacionales e internacionales. Seguimos esperando al gobierno.  

Etiquetas